Los subsidios de vivienda no están en las ciudades con mayor rezago, según BBVA

Los subsidios de vivienda pretenden ayudar a quienes tienen menores posibilidades financieras de adquirir una casa. Sin embargo, los estados con mayor rezago en materia de vivienda y en los que hay menor dinamismo económico no están recibiendo dichos subsidios.

De acuerdo con el estudio ‘Situación Inmobiliaria’ de BBVA Bancomer, los estados con mayor rezago habitacional son Veracruz, Chiapas, Estado de México, Oaxaca y Baja California. Pero no son los que más subsidios a la vivienda han recibido entre 2012 y 2018, explicó Samuel Vázquez, economista de BBVA Bancomer.

El experto explicó que un parámetro que se usa para dimensionar el tamaño potencial del mercado de vivienda en México es el rezago habitacional, que ronda las nueve millones de unidades. Sin embargo, esos subsidios no están llegando a las zonas con mayores necesidades habitacionales.

“La colocación de subsidios no responde a la distribución del rezago habitacional. Las primeras seis entidades con mayor rezago son las que proporcionalmente reciben menos subsidios; en contraste, las que más reciben son entidades que están a la mitad o al final de la distribución del rezago”, comentó Vázquez, en la presentación del estudio.

Aquellas entidades que más subsidios recibieron entre 2012 y 2018 son Jalisco, Nuevo León, Quintana roo y Aguascalientes. Estos mismos estados no solo tienen menor rezago de vivienda, sino que se encuentran entre los primeros lugares en originación de créditos para adquirirla, es decir, son zonas donde hay gente con capacidad de compra.

“Esto se explica muy sencillo. De acuerdo a como opera la ley de subsidios, necesitas tener cierto monto del enganche, y a su vez esto requiere cierto nivel de actividad económica (en la entidad). El rezago habitacional no define el potencial del mercado ni cómo se asignan los subsidios a la vivienda”, agregó el experto.

En este sentido, Vázquez explicó que todos los estados requieren subsidios, incluso aquellos donde más se generan hipotecas, aunque sus necesidades son menores que en algunos estados del sureste del país. “Si hay un factor político, no lo sabemos, nosotros vemos la parte económica”, comentó.

El rol del Infonavit

El incremento en el monto de los créditos que otorga el Infonavit ha significado una pérdida de participación de mercado para la banca en la originación de hipotecas. Ante ello, Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer, consideró que el Infonavit debe replantear su enfoque y concentrarse en la vivienda social.

“Sería muy afortunado si la nueva administración se plantea el rol del Infonavit. Nos parece que hay que cuestionarse si se requiere tener a esa institución participando en un mercado donde no se aprecian fallos de mercado, compitiendo con los bancos que tienen las tasas (de interés) más bajas de la historia”, explicó el economista.

Hasta junio de 2018, el número de créditos que otorgó la banca cayó 13%, contra el incremento de 0.1% que creció la colocación de Infonavit. De igual modo, el monto de los créditos de Infonavit subió a una tasa anual de 3.9%, mientras que el de la banca cayó 10%, de acuerdo con cifras elaboradas por BBVA Bancomer.

“Es un buen momento para replantear el rol del Infonavit. No creemos que deba tener un rol en los segmentos medio y residencial, que debe atender la banca, y el Estado debería tener una solución de vivienda para las familias más pobres”, añadió.

Serrano dijo que una manera de subir la tasa de ahorro para el retiro es destinar los recursos de la subcuenta de vivienda de Infonavit a la Afore de los trabajadores, con lo que se duplicaría la tasa de ahorro.

En un comunicado de prensa, Infonavit respondió a los comentarios hechos por Serrano y recalcó que la estrategia que tomaron en 2017 de incrementar el monto de los créditos ha complementado la actividad de la banca comercial. “El nuevo plan de crédito en pesos que empezó a operar en 2017 hizo crecer el mercado hipotecario y demostró ser complementario a la actividad de la banca comercial. Juntos, Infonavit y banca comercial financiaron, solamente en materia hipotecaria, 280,000 millones de pesos; en 2018, la proyección marca 303,000 millones de pesos”.

Respecto al enfoque a la vivienda de interés social que propone Serrano, el Infonavit mencionó en el comunicado que “seguirá priorizando el crédito a bajos ingresos. Para hacerlo con responsabilidad y viabilidad financiera, debe cuidar el equilibrio en la cartera hipotecaria colocando crédito en todos los cajones salariales”. ]]>