¿Pacto de caballeros? La Cofece entra ‘a las patadas’ a investigar el fútbol

Los polémicos acuerdos entre los equipos de fútbol mexicano —por los cuales un jugador a punto de terminar un contrato no puede negociar con otro club si éste no está de acuerdo o recibe una compensación a cambio— pueden ser el detonante de la última investigación de la autoridad antimonopolios del país.

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) indaga si existen prácticas de colusión entre los equipos mexicanos, dirigidas a restringir la movilidad de los futbolistas en el país.

“Para nosotros es muy relevante, porque es la primera investigación relacionada con posibles prácticas anticompetitivas en los procesos de reclutamiento y contratación de recursos humanos”, dijo el titular de la Autoridad Investigadora de la Cofece, Sergio López.

El funcionario declinó dar cualquier detalle sobre la investigación en curso, que inició el 29 de junio de este año.

Pero la indagatoria parece ir tras el llamado Pacto de Caballeros.

“Me parece que el llamado Pacto de Caballeros es el gran tema que va a investigar la Cofece, sobre todo la restricción que tiene sobre los jugadores, que generan contraprestaciones o rentas extraordinarias para los clubes, y eso encarece el precio de transferencia de un jugador”, opinó Víctor Pavón-Villamayor, presidente ejecutivo de Oxford Competition Economics.

En la investigación, la Cofece ya ha hecho visitas a las instalaciones de los clubes de fútbol América y Cruz Azul, según algunos reportes de prensa.

La recién creada Asociación Mexicana de Futbolistas (AMFpro) alzó la voz a finales del año pasado por el caso del jugador de las Chivas de Guadalajara Oswaldo Alanís, que presuntamente se había visto afectado por este Pacto de Caballeros al negarse a aceptar las condiciones en la renovación de su contrato y ser excluido del equipo en primera división. Actualmente juega en España.

“Cansados de que algunos directivos de clubes mexicanos continúen prácticas que buscan ejercer presión para obligar a los futbolistas a firmar contratos que no aceptan, incluso con amenazas a futuro que ponen en riesgo su carrera, decisiones unilaterales como la separación del primer equipo a manera de ‘sanción’ (actuando en contra de los reglamentos de FIFA), entre otras medidas, deben quedar en el pasado”, dijo la AMFpro en un comunicado el 19 de diciembre de 2017.

Los estatutos de la FIFA, el máximo organismo a nivel internacional de este deporte, permiten que los jugadores que van a terminar su contrato puedan negociar con cualquier equipo seis meses antes de que finalice su relación laboral con su escuadra actual. Eso es lo que, en México, impide el Pacto de Caballeros.

La investigación iniciada por la Cofece, además de ser novedosa en el tema del fútbol, también lo es en materia laboral, y va en línea con una tendencia internacional a investigar las prácticas de reclutamiento en el mercado, apuntó el ex regulador en competencia económica, Rodrigo Morales Elcoro.

La Comisión espera que la indagatoria también sirva como disuasorio para que firmas de otros mercados eviten caer en prácticas de colusión en el reclutamiento de personal, dijo el funcionario de la Cofece.

]]>