El médico que operó al turista sueco es el mismo que le salvó la vida al estadounidense que defendió a Chocobar

Yamil Ponce se volvió popular en diciembre de 2017. Hace poco más de un año, su rostro y su voz acapararon los medios nacionales luego de que Frank Joseph Wolek, un turista norteamericano al que dos ladrones le efectuaron 10 puñaladas mientras paseaba por La Boca, sea salvado por él y un equipo médico en el hospital Argerich.

Wolek no tenía pulso. No estaba sin vida, pero le quedaban minutos. “Nosotros trabajamos así. Sin saber quién es, de dónde es o qué pasó, lo llevamos al quirófano y lo operamos”, expresó por aquel entonces el cirujano.

Su nombre regresó a la escena tras otro episodio delictivo, en el que Christoffer Persson, turista sueco, sufrió un disparo en su rodilla derecha mientras caminaba con su novia en la noche del 30 de diciembre en el centro porteñoSobre la calle Tacuarí al 500, un delincuente quiso robarle su celular y baleó al hombre de 36 años, quien fue trasladado en forma urgente al mismo centro médico.

Joe Wolek junto Yamil Ponce, el cirujano que le salvó la vida
Joe Wolek junto Yamil Ponce, el cirujano que le salvó la vida

Persson ingresó al quirófano y fue sometido a cuatro cirugías que encabezó Ponce entre la noche del 30 y del 31. Trató de evitarlo, pero debió tomar la decisión de amputarle la pierna derecha desde debajo de la rodilla derecha debido a los daños arteriales.

“Lo único que hacemos es concentrarnos para ayudar a salvarle la vida. Me acuerdo que fue todo muy rápido. Para mí fue un milagro. En la medicina no creemos en milagros, porque pensamos que tienen que ser como algo mágico. Milagro fue todo lo que pasó: que alguien haya visto esa situación, que otro haya llamado al SAME, que el paciente haya venido, que el ascensorista esté justo llegando abajo. El milagro es ése”, había declarado Ponce a Infobae el 23 de diciembre de 2017, apenas 15 días después del suceso mencionado.

Aquel episodio tomó mayor notoriedad por el accionar del policía Luis Chocobarquien mientras se dirigía a su trabajo vestido de civil advirtió el robo y corrió tres cuadras a Juan Pablo Kukoc, a quien mató por la espalda mientras se escapaba. Chocobar fue procesado y su caso generó un gran debate social y mediático, el cual llegó a la Casa Rosada, en donde el policía fue recibido por el presidente de la Nación Mauricio Macri y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Ponce aceptó que su vida cambió desde aquel día. “Me siento con más responsabilidad de la que tenía antes. Si bien soy responsable de las cosas que hago, ahora siento más responsabilidad porque mucha gente de mi país se apoyó en mí. Con mis errores y mis virtudes, lo que quiero es no defraudar a mi país. Siento eso”.

Ponce y Wolek, médico y paciente, se convirtieron en grandes amigos
Ponce y Wolek, médico y paciente, se convirtieron en grandes amigos

“Me llamaron a los cuatro días de la operación (de Wolek) diciéndome que lo estaban por despertar, por si quería ir a verlo. Y estuve ahí cuando se despertó. Yo estaba al lado en silencio cuando abrió los ojos. Estaba un poco desorientado, me miró un rato y me dijo: ‘Vos fuiste mi médico’. No sé si fue una corazonada o qué. Le dije que sí, que estábamos muy contentos de que estuviera vivo y bien, le pedí disculpas en nombre mi país por la situación que había vivido y le conté que todos estábamos haciendo fuerzas para que se recupere”, relató el médico.

La relación se volvió tan estrecha que Ponce invitó a Wolek en 2017 a celebrar Año Nuevo en su casa de Pilar junto a Lena, la mujer del turista agredido.

Ponce nació en Villa Libertador San Martín, Entre Ríos, y se crió en San Nicolás, al norte de la provincia de Buenos Aires, hasta los 15 años. Fanático de la música y el canto, su madre hacía trabajos de peluquería en su casa y su papá era tornero. Vivían a media cuadra de la virgen de San Nicolás, en donde los domingos de misa era “trapito”.

Persson e Izzo visitaron Buenos Aires para celebrar el Año Nuevo juntos
Persson e Izzo visitaron Buenos Aires para celebrar el Año Nuevo juntos

Un año y casi un mes más tarde de aquel suceso, el médico atendió a Infobae nuevamente para confirmar que Persson está bien, aunque no pudo expresar más detalles por no tener la autorización de la familia: “Estoy atendiendo pacientes hasta las 21.30, si la familia expresa el consentimiento hablamos”, dijo.

El hombre de nacionalidad sueca llegó a la Argentina junto a María Izzo, su pareja, el 20 de diciembre pasado. Durante el viaje visitaron Bariloche y también recorrieron Colonia, Uruguay. El plan era quedarse en Buenos Aires y celebrar la llegada del 2019.

Seguí leyendo:

Vida y fantasías de Yamil Ponce, el médico que le salvó la vida al turista apuñalado: “Mi sueño es cantar en una estación del subte D”

El turista estadounidense acuchillado en La Boca recibió el alta: “Amo Argentina y voy a volver, tengo grandes amigos”

Balearon a un turista sueco en el centro porteño y tuvieron que amputarle una pierna