Jair Bolsonaro defiende una reforma previsional que eleve la edad jubilatoria a los 62 años para hombres y 57 años para mujeres

Jair Bolsonaro y Michel Temer
Jair Bolsonaro y Michel Temer

En su primera entrevista desde que asumió como presidente de Brasil el martes 1 de enero, Jair Bolsonaro afirmó que pretende lograr una reforma previsional con una edad jubilatoria de 62 años para hombres y 57 para mujeres; a través de un aumento que avanzará de manera gradual desde el actual rango de 60 y 55 años.

“Pretendemos colocar en el plano de la reforma un recorte de edad mínima de 62 años para los hombres y 57 años para las mujeres hasta 2022”, declaró el mandatario en un reportaje de SBT Brasil.

De acuerdo con el presidente, su gobierno aprovechará el proyecto que sigue pendiente en la Cámara baja del Parlamento y que propuso el ex mandatario Michel Temer. Sin embargo, no descartó la posibilidad de algunos cambios.

“La buena reforma es la que se aprueba en la Cámara baja y en el Senado, y no la que está en mi cabeza o en la del equipo económico”, afirmó.

Bolsonaro advirtió que no quiere perjudicar al pueblo, agregando que no piensa en una edad mínima de 65 años porque la considera un poco pesada para algunas profesiones. Y dijo que la edad podría disminuir de nuevo en el próximo gobierno, en 2023.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil (AFP)
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil (AFP)

Por otro lado, Bolsonaro también afirmó que “estudiará” con su equipo la posibilidad de poner fin a la Justicia del Trabajo, ya que considera que hay un “exceso de derechos” para los trabajadores brasileños y que los encargos laborales “molestan a todos”.

“Cuando uno piensa en producir alguna cosa, cuando ve la cuestión de los encargos laborales, que molestan a todos en Brasil, esa persona desiste de emprender”, declaró Bolsonaro.

En la primera entrevista concedida desde su investidura, el pasado día 1, Bolsonaro expresó que “estudia” e incluso podría hacer “una propuesta” para la extinción de la Justicia del Trabajo, pues, a juicio del presidente, ella está “politizada”.

“¿Qué país del mundo tiene (Justicia del Trabajo)? Ya tenemos la Justicia común. Si (un trabajador) entra en la Justicia y pierde, tiene que pagar”, manifestó. “Mira Estados Unidos. Allí casi no hay derechos laborales. No sirve de nada tener derechos si no hay trabajo”, completó.

Durante la transición de Gobiernos, Bolsonaro confirmó la extinción del Ministerio de Trabajo, creado en 1930 y cuyas funciones serán “redistribuidas” entre las nuevas carteras de Justicia y Economía.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Polémica por las declaraciones de una ministra de Bolsonaro: “Los niños de azul y las niñas de rosa”