“La Finca de los Horrores”: un video denunció el estado en el que vivía un grupo de perros en una parcela en España

(Video: Twitter @EqualiaONG)

Con el barro encharcando sus patas; entre cadáveres de animales calcinados y excrementos; sin alimento; enfermos; atados; sedientos mientras agonizaban bajo los sofocantes rayos de sol… Cada plano de la grabación difundida en redes es tan perturbador, que en España bautizaron al lugar como “La Finca de los Horrores”.

(Foto: Twitter @EqualiaONG)
(Foto: Twitter @EqualiaONG)

En esta parcela de la pedanía de Jabalí Nuevo, en Murcia, comunidad autónoma ubicada al este del país, un grupo de perros sufría cada día sin que las autoridades tomasen medidas para liberarlos. En un video de dos minutos y medio, la ONG Equalia registró cada rincón del terreno destapando la verdad que ocultaban los muros de la finca.

(Foto: Twitter @EqualiaONG)
(Foto: Twitter @EqualiaONG)

Durante los primeros segundos del video, las imágenes muestran perros atados con cadenas, viviendo sobre el fango y rodeados de los huesos que se esparcen a lo largo de toda la superficie, y que pertenecían a animales que habitaron la finca y murieron debido a las condiciones infrahumanas que tenían que resistir.

“El propietario los acumula entre restos de suciedad, barro, y restos de animales en descomposición” narra la locutora del video difundido en redes por la organización animalista.

(Foto: Twitter @EqualiaONG)
(Foto: Twitter @EqualiaONG)

Entre las secuencias que obtienen al grabar la parcela, encuentran a uno de los perros comiendo los restos del cadáver de un can calcinado y en avanzado estado de descomposición.

“Los perros muertos son incinerados en la misma parcela al aire libre, contraviniendo las normas de higiene de la ordenanza de protección animal de la región de Murcia” advierte el clip.

(Foto: Twitter @EqualiaONG)
(Foto: Twitter @EqualiaONG)

Además, en el recorrido por la propiedad, avistan mandíbulas, cabezas, y otras partes de esqueletos de perros que aparecen sobre la hierba y la tierra enfangada. En el interior de una jaula para pájaros, se percatan de la presencia de un pequeño can que permanece encerrado.

(Foto: Twitter @Equalia)
(Foto: Twitter @Equalia)

Gracias al material audiovisual que obtuvieron, pudieron hacer el seguimiento de un perro enfermo que permaneció tendido sobre el suelo. Se trataba de Vivo, un pastor alemán muy anciano que agonizó durante 20 días a temperaturas que llegaron a alcanzar los 48 grados, sediento y sin acceso a agua potable.

El primer plano de Vivo jadeando y sin fuerzas para abrir los ojos sobre la tierra se volvió viral, y conmovió a medio mundo. Con las pruebas de las imágenes obtenidas, Equalia y la asociación animalista Abrazo Animal lograron el permiso para rescatar a los canes de la Finca de los Horrores.

(Video: Twitter @EqualiaONG)

En un nuevo clip compartido por Equalia, los responsables explican cómo Vivo y otros seis supervivientes fueron decomisados a su dueño. Nunca volverán a pasar por la tortura que sufrieron durante su estancia en aquella parcela. Después del chequeo veterinario, y de permanecer varios días internados en la clínica, todos se han recuperado de su grave estado de salud, y ahora buscan un hogar definitivo y una familia que les ayude a olvidar la experiencia traumática que atravesaron.

(Foto: Twitter @Equalia)
(Foto: Twitter @Equalia)

Aunque el caso de la “Finca de los Horrores” fue denunciado en el verano de 2018, no se logró entonces intervenir el terreno para sacar de allí a los animales. Fue a mediados de diciembre cuando los animalistas consiguieron que sus denuncias prosperaran, y consiguieron que se incautara al dueño los perros. Ahora el propietario deberá enfrentar un juicio penal por maltrato, con el que los activistas esperan que sea inhabilitado para la tenencia de animales.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: 

Activistas buscan a responsables de amarrar pirotecnia en el cuerpo de un perro

Un perro esperó a su dueño frente a una tienda durante medio año sin entender que lo habían abandonado

Acribillaron a un lince ibérico con 300 plomos de escopeta y lo asesinaron de un disparo letal