Tés fríos saludables para combatir el calor

“Las infusiones pueden colaborar con el descenso de peso, ya que ayudan a controlar las ingestas por ansiedad”. Lic. Marina Vázquez

Preparación ancestral si las hay, el té es la segunda bebida más consumida del mundo. Exquisito, tomado como infusión en el desayuno y la merienda, lo cierto es que cuando es preparado con hierbas, combinado con frutas y servido frío, se convierte en una excelente opción de trago refrescante y muy saludable, ya que también puede servir para aliviar la ansiedad, calmar el apetito y ayudar a desinflamar. Sus propiedades beneficiosas para el organismo fueron descubiertas por los chinos hace cinco siglos.

“En China, la medicina tradicional considera al té una de sus 50 plantas medicinales básicas”, dice Carlota Máñez, periodista especializada en salud, en su libro Tisanas y tés para el bienestar (Océano Ámbar). La autora afirma que una de las variedades más recomendables para mantener la salud y la belleza es el té verde.

Según Máñez, esta variedad, la más consumida en China y Japón, estimula las defensas del organismo, previene las enfermedades cardiovasculares –gracias a su aporte de vitamina E­­– y frena el envejecimiento debido a los polifenoles y catequinas que aporta, sustancias de acción antioxidante.

“Las infusiones medicinales son utilizadas desde hace más de 5000 años, y claro que son efectivas, siempre y cuando se acompañen con un estilo de vida acorde a lo que se quiere tratar”, dice la licenciada Micaela Remuzzi (M. N. 8.425, M. P. 3.722), nutricionista de los Centros Diagnósticos DIM.

¿CÓMO APROVECHARLAS AL MÁXIMO? La licenciada Marina Vázquez (M. N. 7871, M. P. 3136), nutricionista especializada en obesidad, deporte y nutrigenética, afirma que las infusiones medicinales pueden ayudar a reducir la ansiedad y así colaborar en el descenso de peso. “Las infusiones pueden ser utilizadas de manera conductual”, dice.

Y continúa: “Esto significa que su uso nos va a permitir realizar un ‘gesto’ sin sumar tantas calorías, lo que ayuda a calmar la ansiedad, especialmente la que se canaliza a través de la comida”.

Coincide con ella la Lic. Remuzzi: “Aunque puede variar de persona a persona, la ingesta de determinadas infusiones, como las de jengibre, pimienta, cardamomo y canela, puede colaborar en el tratamiento de descenso de peso. También el té chai, siempre y cuando sea casero”, dice.

En opinión de la Dra. Anabella Carvajal (M. N. 134.076, M. P. 452.737), médica diplomada internacional en Medicina Estética y antiaging, “las hierbas más recomendables para estimular el metabolismo y facilitar la eliminación de grasas son el té verde, el cilantro y el perejil, mientras que el ginkgo biloba, que posee efecto vasodilador a nivel periférico, es antiagregante plaquetario, diurético y antioxidante, uno de los más aconsejados para aliviar retención de líquidos y edemas en piernas y pies”.

TRÍO SÚPER PODEROSO. El chef Pablo Martín, autor del libro Fast food consciente (Editorial Planeta), recomienda beber infusiones frías o calientes de tres hierbas en particular, a las que considera muy beneficiosas para mantener la salud: llantén, lapacho y melisa.

CONTRA EL CALOR. Además de todas las propiedades descriptas, las infusiones frías o calientes, con o sin hierbas medicinales, permiten hidratarse, lo que es recomendable frente a las altas temperaturas estivales. “Es bueno incorporar líquidos de distintas maneras, ya que a veces cuesta mucho asegurar una adecuada hidratación”, comenta Vázquez y agrega: “Una forma de colaborar es a través de infusiones, sean herbales o no”.

Té verde frío con canela. Es exquisito y muy frescante. Herví 5 cucharaditas de hebras de té verde en medio litro de agua con media ramita de canela. Colá y agregá miel y jugo de limón. Enfriá y disfrutalo al borde de la pileta o a orillas del mar.
Té verde frío con canela. Es exquisito y muy frescante. Herví 5 cucharaditas de hebras de té verde en medio litro de agua con media ramita de canela. Colá y agregá miel y jugo de limón. Enfriá y disfrutalo al borde de la pileta o a orillas del mar.

RECETAS PARA LA HORA DEL TÉ

Té chai

 Ingredientes: 1 cda de semillas de cardamomo, 1 cda de canela en polvo, 1 cda de jengibre fresco rallado, 2 cditas de clavo de olor,  ½ cda de pimienta blanca, 1 litro de agua. Preparación: Poné el agua en el fuego hasta que hierva y agregale todos los ingredientes ya mezclados. Continuá cocinando a fuego medio por 5 minutos, retirá y serví.

 Té de jengibre y limón

Ingredientes: 1 taza de agua, jugo de ½ limón, 1 trozo de jengibre fresco rallado y hojitas de menta. Preparación: Agregá al agua previamente hervida el jugo de limón, las hojitas de menta y el jengibre rallado. Dejá descansar unos minutos y degustá.

xInfusión refrescante de aloe vera. Ingredientes: 2 cdas de jugo de aloe vera orgánico, jugo de ½ limón, hojitas de menta, 1 cda de miel,

½ litro de agua. Preparación: Licuá todos los ingredientes, colocá en una botella de vidrio y llevá a la heladera. Serví frío.

Licuado de infusión de llantén

Ingredientes: 3 duraznos maduros,  400 cc de infusión de llantén, 1 racimo de uvas, 1 cda de aceite de coco, 10 gotas de stevia o 2 cditas de azúcar orgánica. Preparación: Descarozá los duraznos, quitales las semillas a las uvas y licuá con la infusión de llantén, el aceite de coco y el edulcorante. Serví bien frío.

 Licuado de melón con lapacho

Ingredientes: un melón, 500 cc de decocción de corteza de lapacho, 10 gotas de stevia o 2 cdas de azúcar o miel orgánica. Preparación: Partí el melón, extraé las semillas y licualas con la decocción. Filtrá y volvé a licuar con dados de melón y stevia. Serví bien frío.

SEGUÍ LEYENDO:
Vamos a la playa: cómo lograr el bronceado perfecto cuidando la piel