Sin experiencia ni Internet: así nació la primera cerveza artesanal de Bariloche

Julio Migoya y Nicolás Silin crearon Blest, la primera cerveza artesanal de Bariloche.

El ‘boom’ de las cervecerías artesanales no es novedad, pero en la época de los 80´/90´ el mercado disfrutaba de pocas empresas que produjeran esta bebida, a diferencia de hoy que es vista como una revolución que inunda cada ciudad y cada barrio.

Este fue el pensamiento que tuvieron Julio Migoya y Nicolás Silin cuando se dieron cuenta de que era una locura que el mercado estuviera dominado por una monomarca industrial con la gran variedad de opciones y sabores que había disponibles.

Así, mientras eran alertados por un retiro voluntario obligatorio en INVAP -la empresa donde trabajaban-, fantasearon con la idea de hacer cerveza a pesar de que en aquella época era prácticamente imposible conseguir recetas o cualquier tipo de información sobre la cocción del producto.

Pero como sabían que indefectiblemente se iban a quedar sin trabajo, decidieron lanzarse por ese deseo que se terminó convirtiendo en 1989 en la cerveza Blest.

Blest inauguró su 9na franquicia en Pilar.
Blest inauguró su 9na franquicia en Pilar.

Julio y Nicolás reconocen que al principio costó y que los resultados fueron desastrosos, incluso están convencidos de que intoxicaron a varios compañeros de trabajo, hasta que un día, un conocido alemán que en su tierra natal había cocinado en una pequeña fábrica familiar, les regaló los primeros buenos consejos. A partir de aquel momento, muy de a poco, empezaron a aparecer las primeras cervezas caseras dignas.

En ese momento, se dieron cuenta de que debían ponerse serios con la producción: “No fue sencillo, no existía equipamiento, materias primas ni información. ¡No existía Google!”, afirman los creadores de la cerveza Blest.

El turismo que pasaba por su fábrica en Bariloche no podía creer que se encontraba en la Patagonia con cerveza artesanal, una opción que no existía en ningún otro lado del país, salvo en El Bolsón

Durante muchos años, Blest estuvo sola en el mercado, hoy cumple 30 años e inaugura su franquicia N9 en Pilar -Panamericana Ramal Pilar Km 51, esquina La Florida-, un gran local de dos plantas donde se podrá tomar los 12 estilos estables, en una chopera colgante instalada en una barra estilo isla central.

Blest cuenta con franquicias en Palermo, Triunvirato, Monte Grande, Rosario, Esquel, 3 locales en Bariloche y el nuevo de Pilar.
Blest cuenta con franquicias en Palermo, Triunvirato, Monte Grande, Rosario, Esquel, 3 locales en Bariloche y el nuevo de Pilar.

Como estilo registrado de los locales de la marca patagónica se puede mencionar la cámara de frió vidriada en medio del salón. También cuenta con un Tap Room en el patio montado dentro de un container con su propia chopera y cámara, al mismo estilo que la del interior.

Si bien el menú estará liderado por pizzas al horno de barro, la carta es muy variada y se podrán comer platos principales como Ribs de Cerdo o Bife de Chorizo, más las ofertas tradicionales cerveceras

En la actualidad, la empresa está siendo llevada a una nueva era por los primos Franco Lapenna como gerente y Nacho Mochnacz, este último es el nuevo Brewmaster. Bajo la dirección de la nueva sangre Blest se ha extendido por el país y ha coronado este noble producto con premios nacionales e internacionales.

Blest cuenta con franquicias en Palermo, Triunvirato, Monte Grande, Rosario, Esquel, 3 locales en Bariloche y el nuevo de Pilar.