EEUU sancionó a seis individuos y ocho entidades rusas por sus agresiones contra Ucrania en el estrecho de Kerch

Donald Trump y Vladimir Putin (Reuters)

Estados Unidos, junto con la Unión Europea y Canadá, impusieron el viernes nuevas sanciones a más de una docena de funcionarios y empresas rusas en respuesta a la “continua agresión del país en Ucrania”.

La acción de hoy se dirige contra personas y entidades que desempeñan un papel en los ataques injustificados de Rusia contra buques de guerra ucranianos en el estrecho de Kerch, la supuesta anexión de Crimea y el apoyo a las elecciones ilegítimas del gobierno separatista en el este de Ucrania”, dijo un comunicado del Tesoro de Estados Unidos.

Las sanciones afectaron a seis funcionarios, seis empresas rusas de defensa y dos empresas rusas de energía y construcción que operaban en Crimea.

“Los Estados Unidos y nuestros socios transatlánticos no permitirán que la continua agresión de Rusia contra Ucrania pase desapercibida. Esta iniciativa conjunta con nuestros socios de la Unión Europea y Canadá refuerza nuestro compromiso común de imponer sanciones selectivas y significativas en respuesta a los intentos del Kremlin de hacer caso omiso de las normas internacionales y socavar la soberanía y la integridad territorial de Ucrania”, dijo el Secretario del Tesoro Steven T. Mnuchin tras la aplicación de las sanciones.

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de EEUU (Reuters)
Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de EEUU (Reuters)

El sábado, el Gobierno ucraniano pidió a Estados Unidos una mayor presencia de la Armada norteamericana en el mar Negro con el fin de contener la amenaza que representa Rusia.

“El reforzamiento de la presencia militar de la OTAN en la región del mar Negro puede ayudar a contener la agresión de Rusia“, dijo la viceprimera ministra ucraniana, Ivanna Klimpush-Tsintsadze, a medios locales.

Kurt Volker, el enviado especial del Departamento de Estado estadounidense para Ucrania, reafirmó el apoyo estadounidense al país en un encuentro “simbólico” la semana pasada con el presidente Petró Poroshenko.

Esta también es una importante señal para el Kremlin: primero, porque Crimea es ucraniana; segundo, porque la libertad de navegación en la región será garantizada, y tercero, porque la asociación ucraniano-estadounidense es sólida como nunca y cooperamos de manera efectiva en todas las esferas, incluida la militar“, comentó.

Mientras, Volker condenó el ataque ruso contra tres barcos ucranianos en el estrecho de Kerch y exigió la inmediata liberación de su tripulación, en alusión a los 24 marineros apresados en noviembre pasado en el incidente naval entre Rusia y Ucrania en el mar Negro.

Las tensiones en las costas de Crimea se dispararon el 25 de noviembre, cuando tres buques ucranianos fueron apresados por guardacostas rusos por presuntamente violar las aguas territoriales, tras lo que Kiev acusó a Moscú de “agresión” y declaró el estado de excepción en diez regiones del país.

En medio de una condena internacional unánime, el líder ruso, Vladímir Putin, defendió el uso de la fuerza contra los barcos -los guardacostas rusos abrieron fuego- y sus 24 tripulantes, que han sido encerrados en prisión preventiva hasta abril próximo.

(Con información de EFE y AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

EEUU acusó a Rusia de una “violación intolerable” de la soberanía de Ucrania

La OTAN calificó de “injustificado” el uso de la fuerza militar rusa contra Ucrania en el mar de Azov

Por qué es tan difícil la relación entre Rusia y Ucrania, y hasta dónde puede llegar este nuevo pico de tensión