Revelan que el ex militar venezolano desaparecido fue arrestado por los servicios de inteligencia chavistas y será enjuiciado

La foto que los servicios de inteligencia chavistas entregaron para probar que González seguía con vida (@sntpvenezuela)

El ex militar venezolano que prestaba servicios de logística para la prensa extranjera y fue detenido el jueves por los servicios de inteligencia chavista, Rafael González, fue acusado de “asociación para delinquir, conspiración y falsa atestación” y se intentará que sea juzgado en un tribunal de Caracas, reportó este domingo el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela (SNTP).

González prestaba servicios de seguridad a un grupo de periodistas de la cadena estadounidense CNN cuando el jueves fue víctima de una desaparición forzosa.

Durante casi dos días no se tuvo noticias sobre el paradero ni el estado de González, detenido en la calle por personal sin uniforme. Pero sí se reportó el allanamiento el viernes de sus oficinas, de acuerdo a la organización de Derechos Humanos Provea, citada por el periódico El Nacional.

La abogada Andrea Santacruz denunció entonces ante la fiscalía que se trató de una “desaparición forzada”.

“Ayer a las 13 fue arbitrariamente detenido por funcionarios que no estaban identificados”, explicó Santacruz y añadió: “Está privado de libertad, contra su voluntad, sin que el Estado indique dónde está, cuál es su situación, sus familiares no han recibido ningún tipo de comunicación de su parte, sus abogados de confianza tampoco, en consecuencia consideramos que están dados los extremos de ley para considerar que está configurado el delito de desaparición forzada“.

El sábado finalmente se confirmó que el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) había sido responsable de su captura y que estaba detenido en el Helicoide, el cuartel general del organismo localizado en Caracas.

El Helicoide, sede del SEBIN en Caracas
El Helicoide, sede del SEBIN en Caracas

Las autoridades del régimen  chavista permitieron entonces a los familiares de González llevar comida y ropa para el detenido, pero no así visitarlo, consignó El Nacional.

Ese mismo día fue trasladado al Palacio de Justicia donde comenzó la audiencia de presentación en el Tribunal 9no de Caracas, ante se cual es acusado de “asociación para delinquir, conspiración y falsa atestación” cuando prestaba servicios a la cadena CNN durante una cobertura en el aeropuerto de Maiquetía.

Este domingo el SNTP reportó que el Tribunal declinó competencia en el caso, por lo que González deberá ser llevado a otra corte el lunes.

El mismo González había sido señalado erróneamente el jueves como periodista de CNN en Español, pero luego el SNPT aclaró el rol del ex militar, que trabaja para un empresa de seguridad que suele ser contratada por periodistas extranjeros. Con una de las tasas de criminalidad más altas del mundo, el país se ha convertido en muy peligroso para la prensa.

Luego de que se difundiera la noticia sobre su desaparición, periodistas venezolanos comenzaron a denunciar que Nelson Guzmán Castellano, compañero de trabajo de González, también estaría desaparecido en manos del régimen de Maduro.

En tanto el periodista polaco Tomasz Surdel, del diario Gazety Wyborczej, denunció el mismo día que fue detenido y golpeado por efectivos de las Fuerzas de Acciones Especiales del régimen. “Me golpearon con algo duro, principalmente en la cara. También recibí golpes en la costilla. Cuando terminaron y me sacaron la cabeza del saco, vi el cañón de la pistola frente a mis ojos”, contó Surdel.

Rafael González trabaja para una empresa que provee seguridad a los periodistas extranjeros que trabajan en Venezuela
Rafael González trabaja para una empresa que provee seguridad a los periodistas extranjeros que trabajan en Venezuela

Crisis sin fin

Tras largos años de deterioro social, político y económico, con altas tasas de criminalidad, caída del PBI, crecimiento de la pobreza, escasez, una hiperinflación creciente y la persecución de opositores y la pérdida de legitimidad, este año Venezuela ha entrado en una crisis capital luego de que Juan Guaidó fuera designado presidente interino por la Asamblea Nacional.

El enfrentamiento entre el chavista Nicolás Maduro y el presidente interino Juan Guaidó está marcando el ritmo de la crisis política en Venezuela
El enfrentamiento entre el chavista Nicolás Maduro y el presidente interino Juan Guaidó está marcando el ritmo de la crisis política en Venezuela

El cuestionado presidente en ejercicio y líder del régimen chavista, Nicolás Maduro, ha rechazado esta designación y se aferra al poder a pesar de que su reelección en 2018 ha sido criticada en todo el mundo por falta de garantías básicas.

La comunidad internacional se ha dividido entre el apoyo a Guaidó (Estados Unidos, Europa y la mayor parte de América Latina, entre otros), que basa su legitimidad en la Asamblea Nacional elegida por el voto popular, y quienes sostienen a Maduro (Rusia, China e Irán, entre otros).

En este contexto delicado, el país sufrió el 7 de marzo el peor apagón en su historia por causa de la falta de inversión y las malas gestiones en el país petrolero. El incidente ha generado enormes problemas en hospitales e industrias y ha afectado la ya compleja situación diaria de los venezolanos. Aún no se ha solucionado del todo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Denuncian la desaparición forzada de un ex militar que prestaba servicios para medios extranjeros

Juan Guaidó impulsa la idea del exilio para los chavistas: “España es lugar ideal para los que abandonen a Maduro”

La otra cara del éxodo venezolano: cómo hace un país para subsistir sin profesionales