Patricia Bullrich y Néstor Roncaglia visitaron a los dos policías baleados en Avellaneda

Sergio Arán (41), junto a Bullrich y Roncaglia

Los dos efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA) heridos en Avellaneda tras un tiroteo con agentes de la Bonaerense que se disponían a recibir el supuesto pago de una extorsión, recibieron este domingo las visitas de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y del jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia, en el hospital Churruca.

Según el último parte médico del establecimiento, el cabo primero Claudio Andrés De Carlo (38) es el más comprometido, ya que si bien se encuentra “hemodinámicamente estable”, todavía permanece “en coma farmacológico y con asistencia respiratoria mecánica”.

El abrazo de la ministra con Arán
El abrazo de la ministra con Arán

De Carlo recibió las visitas de Bullrich y Roncaglia, aunque no pudieron mantener contacto con él por encontrarse en “estado crítico” a raíz de las heridas que sufrió durante el enfrentamiento, en el que además murió un comisario federal. Una bala le ingresó en el muslo, otra en el submaxilar y una tercera en la cadera.

Quien sí pudo intercambiar algunas palabras con la ministra y el jefe policial, fue el sargento Sergio Arán (41). También se encuentra en el Churruca con una herida al nivel del muslo, otra en su pierna izquierda y una tercera en la cara lateral del glúteo, de donde hubo que extraerle un proyectil que había quedado alojado.

Roncaglia abraza al policía herido
Roncaglia abraza al policía herido

En paralelo la fiscal de Avellaneda Soledad Garibaldi, a cargo de la causa, se preparaba para indagar a los tres policías bonaerenses detenidos: el subcomisario Luis Edgardo Otero (37), el subayudante Silvio Ricardo Vergara (33) y el capitán Eduardo Angel Franicevich.

SEGUÍ LEYENDO

El policía herido en el tiroteo entre la Federal y la Bonaerense está en estado “crítico”