Cuáles son y dónde se ubican los árboles que dan vida a la ciudad de Buenos Aires

Hay más de 431.326 árboles en la ciudad de Buenos Aires con una gran diversidad

La sombra de un fresno, el color del jacarandá, el perfume del tilo. La diversidad de árboles y sensaciones que ofrece la ciudad Buenos Aires otorga a los transeúntes una experiencia única. Según el Censo de 2018, en las veredas y plazas de los 203 km cuadrados porteños hay más de 431.326 árboles, lo que equivale a un ejemplar cada seis habitantes. Según cifras oficiales, si se toma como punto de partida el estudio que se hizo entre 2010 y 2011, el arbolado de la ciudad registró un crecimiento de 6.887 ejemplares y conservó en estado vital 424.439 unidades.

El “bosque urbano” de la ciudad es un trabajo planificado que data desde hace tiempo. El paisajista francés Carlos Thays, designado en 1891 Director de Parques y Paseos de la Ciudad de Buenos Aires, fue el gran propulsor del corredor verde que se disfruta hasta la actualidad. Thays estuvo detrás del diseño de muchos de los bulevares, plazas y avenidas que le otorgan una impronta única a Buenos Aires.

El paisajista francés plantó mayormente cinco especies de árboles con floraciones escalonadas y de distintos colores: lapachos (rosas, en septiembre), tipas (amarillas, en diciembre), palos borrachos (con todas sus variaciones), ceibos (rojas, en octubre), y los llamativos jacarandás (lilas, en octubre/ noviembre).

Las copas de las 300 especies cubren un 30% de la superficie aérea porteña
Las copas de las 300 especies cubren un 30% de la superficie aérea porteña
En octubre Buenos Aires se pinta de lila con el florecimiento de los jacarandás
En octubre Buenos Aires se pinta de lila con el florecimiento de los jacarandás

A su vez,  tiempo antes, durante la presidencia de Domingo Faustino Sarmiento (1868-1874) se introdujo desde Estados Unidos una de las especies más representativas de la Ciudad, los amados y odiados plátanos, esos que provocan quejas de los vecinos por las alergias que aquejan a varias personas con su florecimiento.

También, el “Padre del Aula” fue el promotor de la plantación de eucaliptus, que aún pueden encontrarse distribuidos por la ciudad.

Plátanos en forma de corredor
Plátanos en forma de corredor

“Los árboles tienen múltiples beneficios: absorben dióxido de carbono, purifican el aire y además combaten la contaminación sonora. Trabajamos a diario para generar más espacios verdes y así, aumentar la biodiversidad en el arbolado público”, expresó el ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, Eduardo Macchiavelli.

Actualmente, hay más de 300 especies de árboles y el más repetido es el fresno americano. Por estos días otoñales pude apreciarse el cambio de coloración de las hojas de los fresnos, que adquieren una tonalidad rojiza bordeau.

Durante el otoño el follaje verde se tiñe de color naranja
Durante el otoño el follaje verde se tiñe de color naranja

“El objetivo es lograr heterogeneidad en la ciudad con homogeneidad en cada vereda”, explicó a Infobae Jorge Fiorentino, ingeniero agrónomo y gerente de mantenimiento del arbolado del Gobierno de la Ciudad.

Si bien en la ciudad hubo un crecimiento en presencia y sus copas cubren un 30% de la superficie aérea porteña, no todos los ejemplares se adaptan a formar parte del arbolado en la vía pública.

“Desde el Plan de Arbolado de la Ciudad emitieron un informe donde se detalla cuáles son los árboles aptos para plantarse en las distintas veredas, según el ancho de los troncos de las arterias”, explicó Fiorentino.

En total hay 36 especies permitidas, resaltó el ingeniero agrónomo

Las árboles más populares 

El ranking de las especies con mayor cantidad de ejemplares en el espacio público porteño está encabezado por el fresno rojo americano, con 133.671 unidades, que representa poco más del 36% del arbolado total.

Proveniente de Estados Unidos, se introdujo en la Argentina en 1940 y se caracteriza por desarrollar un crecimiento rápido y maleable.

Le sigue el plátano, con 32.531 unidades. “Tiene múltiples beneficios con grandes cualidades botánicas dado su imponente tamaño y la extensión de sus hojas, aporta mayor sombra generando un entorno fresco durante el verano. Además, su follaje sustenta el polvo atmosférico y el hollín”, detalló Fiorentino sobre esta especie.

En tercer lugar se ubica el ficus benjamina, con 24.102 unidades. Esta especie está considerada “prohibida”, debido a que  la acción de sus raíces suele deteriorar las veredas. Por este motivo, según destacó el especialista, poco a poco se va reemplazando por otras especies como el liquidámbar, especialmente en corredores internos. Durante el otoño su follaje adopta una coloración en rojo intenso que genera un contraste único con los edificios.

Otra especie icónicas porteña es el jacarandá. El tilo, en tanto, cuenta con 17.159 ejemplares, y las tipas, con 9.465, también tienen una amplia presencia.

Árboles por comuna

Según los datos oficiales, las comunas que reúnen la mayor cantidad de ejemplares son la 12, 11, y 9. Los barrios de Coghlan, Saavedra, Villa Urquiza y Villa Pueyrredón, agrupados en la Comuna 12, reúnen 38.824 árboles, lo que equivale a 2.489 ejemplares por kilómetro cuadrado.

Luego le sigue, la Comuna 11 -conformada por los barrios de Villa General Mitre, Villa Devoto, Villa del Parque y Villa Santa Rita- que cuenta con 37.349, unos 2.649 árboles por kilómetro cuadrado.

Por último, la Comuna 9, integrada por Parque Avellaneda, Liniers y Mataderos, tiene con 36.418 árboles, es decir 2.168 por kilómetro cuadrado.

Más verde a futuro

“Para 2019, 12.500 árboles conforman el arbolado de alineación . Falta el último esfuerzo para poder alcanzar el objetivo deseado esto se va lograr en cinco años”, anticipó Fiorentino.

Según el experto, la proyección para los próximos 30 años contempla un desarrollo planificado y sustentable de la población de árboles de la ciudad de acuerdo a su composición etaria; su diversidad botánica; la aptitud de las especies arbóreas para habitar ciudades; y, finalmente, su disposición conforme al diseño paisajístico.

 

Fotos: Lihue Althabe

SEGUÍ LEYENDO

La historia de la curiosa “réplica” en miniatura del Palacio Barolo en Barrio Parque

Conspiraciones, fiestas de lujo y postres increíbles: los secretos de la Confitería del Molino, un lugar olvidado que busca recuperar su esplendor

La arquitectura del cielo urbano: historia, misterios y leyendas de las cúpulas porteñas más emblemáticas