Con autorización del FMI, el Banco Central congeló la banda cambiaria

La sede del Banco Central, en la City porteña. (DyN)

El Banco Central congelará la banda de no intervención cambiaria hasta fin de año, según pudo saber Infobae esta tarde. De esa manera, con acuerdo del Fondo Monetario Internacional, buscaría darle previsibilidad al horizonte la baja de la tasa de interés compatible con la esperada reducción de la inflación.

Hoy, el techo de la banda está en 51,45 pesos y el piso en 39,75 pesos y ese será el valor que regirá hasta diciembre. Así, el Central busca estabilizar la brecha entre techo y piso de la banda, en torno al 30 por ciento.

Además, hasta fines de junio el Central no comprará dólares si el mercado tiende a perforara el piso de la zona de no intervención, mientras que al fijarle un techo a la banda podría vender divisas antes si el dólar supera la banda superior.

Dujovne y Lagarde en la capital de EEUU, el domingo pasado
Dujovne y Lagarde en la capital de EEUU, el domingo pasado

El tema de la modificación de las bandas estuvo en la mesa de discusión entre Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda, y Guido Sandleris, presidente del central, quienes estuvieron la semana pasada en Washington, en la reunión de Primavera del FMI.

El mercado cerró a un valor para el público minorista de 43,38 según el promedio de entidades, mientras que para el segmento mayorista terminó en 42,39 pesos.

Oferta y demanda de divisas preelectoral

El presidente del Banco Central, buscó disipar los temores y preocupaciones po las expectativas de redolarización de carteras previo a las elecciones. «Los dólares alcanzan y sobran para enfrentar un escenario de cambio de cartera» enfatizó Guido Sandleris.

El economista, ex viceministro de Economía resaltó que «la preocupación por el temor a la dolarización de carteras por las elecciones es normal, en todos los países ocurre, más en los mercados emergentes, por la incertidumbre política».

Pero para el caso particular intentó despejar las preocupaciones a través de un análisis de flujos, compras y ventas de divisas, en 2018 y ahora, desagregado por familias, empresas; bancos y no residentes:

Balance: en 2018 la dolarización de carteras representó el 12% del total de los activos en pesos, y eso hoy representaría unos USD 7.700 millones, mientras que el Tesoro cuenta con USD 9.600 millones para ofrecer en subastas diarias hasta fin de año de USD 60 millones, es decir «habrá más oferta que demanda».

Empresas: las cuentas privadas tuvieron en 2018 un déficit de USD 17.000 millones y para el corriente año se prevé un superávit de USD 5.000 millones, se revertirá  en USD 22.000 millones, por lo tanto «todos los días los privados salen a vender dólares», destacó Sandleris.

Familias: los particulares también han dolarizado excedentes en la crisis cambiaria de 2018, y ahora podrán volver a hacerlo, pero no tanto porque necesitan un mínimo de pesos para transacciones diarias.

Bancos: también tienen restricciones normativas para incrementar sus tenencias de activos externos.

No residentes: muchos ya se fueron del peso el año pasado, y si se mira las tenencias de corto plazo con vencimientos en el año, pasaron de $18.000 millones en 2018 a unos $5.000 millones, y por tanto, «es más improbable que ocurra una dolarización significativa, y por tanto están más preparados para afrontar riesgos».