‘Ex novia’ de Juan Gabriel y sus nuevas cirugías a los 67 años para renovar rostro y cintura

(Foto: Netflix)

La ex vedette Lyn May tiene 76 años, pero se siente de 30 y quiere lucir como tal. Aunque el tahitiano la ha ayudado a conservar una voluptuosa figura, planea someterse a tres cirugías para mejorar su rostro, senos y cintura.

La bailarina se hizo pasar por novia de Juan Gabriel cuando éste no era famoso todavía. Lyn May conserva malos recuerdos del cantante y hace unos meses dijo que lo consideraba un malagradecido que solo buscaba a gente poderosa para conseguir la fama.

Pero a Lyn May no le importa si “El Divo de Juárez” está vivo o muerto; a ella le importa reconstruir sus senos porque considera que actualmente los tiene muy juntos y le molestan. Recurrió al cirujano José Achar, quien le cambiará las prótesis para quedar con una talla de 34 D.

(Foto: Telemundo)
(Foto: Telemundo)

Por si fuera poco, la ex vedette presumió que conserva una cintura de 60 centímetros, pero en su afán de lucir como una mujer de treintaitantos, entrará al quirófano para lograr una talla de 57 centímetros

Al médico José Achar también le confió su rostro, y ya le ha sacado la sustancia por la que el rostro de Lyn May luce así en la actualidad.

Una bella de noche…

En la década de los 70 la llamaban ‘La Diosa del Amor’. Era una de las vedettes más reconocidas del medio, y acosada por hombres poderosos de la política y de la delincuencia organizada.

(Foto: Netflix/ Televisa)
(Foto: Netflix/ Televisa)

Pero su trayectoria se vio truncada cuando una mujer desconocida llegó a su camerino y la convenció de que se sometiera a un tratamiento para mejorar su rostro, sin saber lo que le esperaba.

Le inyectó aceite en la cara y no volvió a ser la misma. Lyn May ha confesado que le deseaba la muerte a esa mujer, que nunca volvió a ver.

“Sigo arrepentida, hubo un momento en que me quise matar por cómo me veían. De tonta me dejaría inyectar nuevamente por una señora que solo quiere dinero. He ido con muchísimos médicos. La mayoría no me pudo ayudar, hasta que llegué con el doctor Achar”, dijo en entrevista hace unas semanas a Telemundo.

Lyn May no esconde que es vanidosa, y aunque por su edad algunos la critican por realizarse cirugías, ella quiere seguir luciendo joven y radiante como en las épocas en las que era una bella de noche.