Diálogo en Ecuador: Lenín Moreno pidió crear una comisión para modificar el decreto que eliminó los subsidios al combustible

El presidente de Ecuador Lenín Moreno en las mesa de diálogo con los indígenas en Ecuador (AFP)

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, planteó este domingo al inicio del diálogo con los indígenas la posibilidad de crear una comisión para modificar el decreto que contempla la eliminación de los subsidios al combustible.

El dirigente, que ha propuesto un “nuevo decreto, perfeccionado, que permita canalizar los recursos hacia quienes más lo necesiten”, ha anunciado que su intención es la creación de un nuevo decreto que sustituya al 883.

Para ello, Moreno ha destacado la importancia de crear comisiones, según ha informado la cadena de televisión Ecuavisa. “Soy un hombre de principios. Si el subsidio de la gasolina está siendo destinado para las personas que trafican, se enriquezcan, me opongo a que eso pase. Jamás ha sido la intención afectar a los sectores más desprotegidos”, ha explicado el dirigente.

Asimismo, ha reiterado que no conversará “con los correístas, que robaron la patria y los bastardearon a ustedes”. “Les quisieron robar las organizaciones sociales que yo les devolví”, manifestó dirigiéndose a los indígenas.

El contralor general de Ecuador, Pablo Celi, que también presidente la Función de Transparencia, aplaudió el espacio de diálogo como el mecanismo legítimo para resolver el conflicto y ha destacado la propuesta del presidente Moreno de iniciar un proceso para crear un nuevo decreto. Además, solicitó a las partes llegar a un acuerdo para solucionar el conflicto.

El ministro de Finanzas, Richard Martínez, alertó de que los subsidios “terminan beneficiando a los contrabandistas y más ricos” y afirmó que la decisión “busca reencauzar el país”. “No podemos seguir haciendo las cosas a punta de deuda”, aseveró.

Los indígenas exigen la derogación del decreto

Por su parte, el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE), Jaime Vargas, subrayó que no han “venido para comisiones” e indicó que la “petición del país es la derogatoria del decreto 883”, que responde al conocido como ‘paquetazo’, el plan de ajuste exigido por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y principal motivo de las protestas que han golpeado a Ecuador durante más de una semana.

“Aquí no venimos para conformar comisiones. El pedido del país es la derogatoria del decreto 883. Si este momento se decide, el país se tranquiliza en todos los territorios del país”, aseguró Vargas, que mantiene que la petición es de todo “el pueblo ecuatoriano”.

AFP
AFP

En este sentido, Vargas cargó contra el Gobierno y tildó a los ministros de Moreno de ser unos “vagos que no hacen nada por la patria”. Así, pidió la salida inmediata de la ministra del Interior, María Paula Romo, y del ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín.

El presidente del Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicos del Ecuador (FEINE), Eustaquio Toala, también presente en la mesa de diálogo, ha aprovechado la ocasión para llamar a la paz e insistir en la derogatoria del decreto.

Abelardo Granda, de la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (FENOCIN), reiteró la posición del sector indígena y exigió al Gobierno que derogue los decretos 883 –eliminación de los subsidios– y 884 –estado de excepción– y ponga en libertad a los detenidos durante las protestas.

Para Arnaud Peral, de la representación de la ONU en Ecuador, las conversaciones suponen de por sí “una victoria”. Peral ha pedido que se confirme la creación de comisiones para revistar el decreto y ha solicitado un periodo de 48 horas para “asentar la contrapropuesta y lograr la paz”.

Sin embargo, Toala, que ha sostenido que “todos piden la derogación del decreto”, por lo que no son necesarias 48 horas para abordar la cuestión. “Ya tuvimos 12 días de paralizaciones”, ha espetado.

A las palabras de Toala se sumaron las del dirigente indígena Leonidas Iza, que ha reiterado la necesidad de paz y pidió que no se les relacione con el correísmo. “(Rafael) Correa no puede movilizar a tanta gente”, resaltó.

En este sentido se pronunció también la dirigente de Sarayaku, Miriam Cisneros, que solicitó la derogatoria. “Te pido que por favor nos escuches. (…) Se nos ha secado las lagrimas de estar llorando por nuestros hijos que han perdido la vida en las calles”, dijo justo antes de que se anunciara un receso de 15 minutos, según informaciones del diario local El Comercio.

(Con información de Europa Press)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Andrés López, el periodista atacado por Rafael Correa, aseguró que la crisis en Ecuador es una clara conspiración del ex presidente: “Tiene que ir a la cárcel”

El Mercosur respaldó al gobierno de Lenín Moreno, condenó la violencia y llamó al diálogo en Ecuador