María Eugenia Vidal sobre la posibilidad de sacar un resultado adverso: “Buscaré un trabajo, me mudaré pero hoy pienso que los bonaerenses pueden hacer el milagro”

Entrevista a Vidal en TN (Pedro Kablan/Infobae)

María Eugenia Vidal enfrenta uno de los escenarios más difíciles: ya que en provincia de Buenos Aires no hay ballotage, la gobernadora deberá revertir la diferencia de 18 puntos que le aventajó Axel Kicillof en las PASO del 11 de agosto. Consciente de su situación manifestó que en caso de no lograr la reelección “buscaré un trabajo y me mudaré”. De todas maneras se mostró optimista: “Hoy pienso que los bonaerenses pueden hacer el milagro”.

“En el 2015 nadie creía que yo iba a ganar, como nadie cree hoy que yo voy a ganar el domingo”, sostuvo en diálogo con TN, y agregó: “La gente demuestra una y otra vez, desafiando muchos pronósticos, que el poder y la decisión es de ellos, y yo lo sé.

De cara a la definición del próximo 27 de octubre, la gobernadora bonaerense alertó que “tenemos que trazar una raya entre los que estamos a favor de los sistemas democráticos, a favor de la paz y en contra de la violencia, y los que no. Hoy estamos discutiendo el futuro de los próximos cuatro años y es importante saber de qué lado está cada uno”. En ese sentido declaró que con respecto a la situación de Venezuela, la libertad de prensa y la reforma de la Constitución “algunas definiciones del Frente de Todos generan dudas”.

(Gustavo Gavotti)

“Para muchos argentinos cuesta llegar a fin de mes, los entiendo, los escuchamos y queremos corregirlos, una política equivocada se puede corregir”, sostuvo con respecto al rechazo electoral que tuvo Juntos por el Cambio en las PASO. Consultada por el apoyo que recibió el gobierno en las marchas del “Sí, se puede”, Vidal la definió como “la rebelión de los mansos”. “Mucha gente después del 11 de agosto que era parte de la mayoría silenciosa que nunca hace ruido, que nunca habla, empezó a salir a la calle y a decir ‘acá estamos los que tenemos estos valores’”.

La mandataria provincial expresó que más allá del resultado del 27 de octubre “gane quien gane, o haya ballotage, se necesita un espacio de diálogo. La Argentina de la grieta se está agotando cada vez más rápido, puede haber diferencias pero no descalificación”. Al respecto sostuvo que de ser reelecto Juntos por el Cambio, “va a haber diálogo” porque “muchos bonaerenses nos acompañarán a nosotros y al Frente de Todos”.

“Mi compromiso con la provincia no cambia más allá de un cargo o de una elección”, declaró Vidal quien reconoció que en el caso de no poder revertir el resultado “mi vida personal no va a cambiar tanto, por supuesto buscaré trabajo y me mudaré”. La gobernadora deberá revertir una diferencia de 18 puntos para extender su gestión por cuatro años más. Sin embargo concluyó optimista: “Pienso que los bonaerenses todavía pueden hacer el milagro como lo hicieron en el 2015”.

Seguí leyendo:

María Eugenia Vidal cerró su campaña: “Yo no me rindo, vamos a darla vuelta”