Claves de la elección uruguaya, posibles acuerdos para el balotaje y el desafío de un gobierno sin mayoría en el Parlamento

Once fuerzas políticas compiten por la presidencia y para ganar escaños en el Senado y la Cámara de Diputados. (Matilde Campodonico/)

La elección de este domingo abrirá un nuevo panorama político en Uruguay, más allá de su resultado, según coinciden todos los analistas y también los principales voceros de los partidos políticos.

Desde 2005 y hasta la fecha ha gobernado la coalición de izquierda Frente Amplio, y siempre lo hizo con mayorías parlamentarias, por lo cual y a diferencia del pasado, no debió pactar ni hacer acuerdos con ninguna otra colectividad para poder ejercer el poder.

Pero esto cambiará radicalmente, si se confirman lo que pronostican las encuestas. Sea quién sea el vencedor, deberá encarar un gobierno de coalición. Todo indica que habrá una segunda vuelta ya que ninguno de los candidatos obtendrá en 50% más uno de los votos y es por eso que la definición de la presidencia a realizarse dentro de un mes, abre caminos para concretar los acuerdos.

Son once los partidos que compiten, pero cuatro de ellos se presentan como los más fuertes: Frente Amplio, Partido Nacional, Partido Colorado y Cabildo Abierto.

Por un lado el Frente Amplio con su candidato Daniel Martínez, asegura que podrá concretar acuerdos puntuales con la hasta ahora oposición, de no obtener mayorías parlamentarias pero si lograr la presidencia. Martínez dijo a Infobae que de ser electo buscará “los caminos necesarios, ya sea a través de una coalición estable o de acuerdos puntuales, para lograr los acuerdos necesarios para gobernar”. Por otro lado, el candidato nacionalista Luis Lacalle Pou sostiene que “claramente el tiempo que se viene no es de un partido, es de muchos partidos”.

La consultora Opción realizó una proyección de como quedaría conformado el parlamento tras la elección de esta jornada. En el caso del Senado (30 miembros más el vicepresidente), las bancas para el Frente Amplio serían 13, para el Partido Nacional 9, para el Partido Colorado 4 e igual cantidad para Cabildo Abierto.

La coalición que pretende Lacalle Pou es con colorados y los senadores de Cabildo Abierto, asegurándose de esta manera 17 votos (más uno del vicepresidente y presidente de la Cámara Alta). Esto le permitiría gobernar con una mayoría holgada (18 votos en 31). Pero analizando estos mismos números, un triunfo de Martínez para la presidencia dificultaría el lograr las mayorías necesarias. Por ahora solo el candidato colorado Ernesto Talvi dijo que eventualmente podría apoyar algunos proyectos del FA si este conquista el Ejecutivo.

El escenario de un balotaje entre Lacalle Pou y Martínez, marca según la última encuesta de Opción, una ventaja para el candidato blanco: 47% contra 42% del frenteamplista.

Según esta empresa de opinión pública, los votantes del Partido Nacional y del Frente Amplio se mantendrían firmes, sufragando como en la primera vuelta, pero en un balotaje la gran mayoría de los votos colorados y de Cabildo Abierto irían para el candidato nacionalista.

Según todas las encuestas previas, Daniel Martinez y Lacalle Pou saldrán esta misma noche a buscar apoyos para el balotaje que disputarán. el 24 de noviembre (Photo by PABLO PORCIUNCULA / AFP)
Según todas las encuestas previas, Daniel Martinez y Lacalle Pou saldrán esta misma noche a buscar apoyos para el balotaje que disputarán. el 24 de noviembre (Photo by PABLO PORCIUNCULA / AFP) ((AFP)/)

Segunda vuelta

Como es casi un hecho una segunda vuelta, los candidatos ya comienzan a manejar sus opciones. En el Frente Amplio se va a apuntar a anunciar en esta semana quienes serían los principales ministro en un gobierno de Daniel Martínez. El sociólogo Gustavo Leal como Ministro del Interior, el actual Ministro de Economía, Danilo Astori, como canciller y el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, como conductor en esa área, son los nombres que más suenan.

Desde el lado en el Partido nacional, Lacalle Pou ya anunció que su Ministra de Economía sería Azucena Arbeleche, quién en el pasado integró el Ministerio de Economía dirigido por Astori. Los demás nombres para conducir áreas críticas como Interior y Relaciones Exteriores saldrán de los acuerdos que se esperan lograr con el Partido Colorado y Cabildo Abierto antes del 24 de noviembre, fecha de la segunda vuelta.

El líder de Cabildo Abierto, el ex comandante en Jefe del Ejército, Manini Ríos sería designado Ministro del Interior o de Defensa, mientras que en el controvertido Ministerio de Desarrollo Social (Mides), encargado de los planes de ayuda a los más necesitados, un integrante del Partido Colorado podría ocupar esa cartera.

Para Lacalle Pou el anunciar un acuerdo antes de la segunda vuelta es fundamental, ya que de esa manera se asegura que los dirigentes del Partido Colorado y de Cabildo Abierto se sumen a la campaña apoyándolo en su carrera al sillón presidencial.

Por su lado el candidato colorado Ernesto Talvi abrió días atrás la posibilidad de apoyar a Martínez en caso de que llegue a la presidencia. Sería mediante el apoyo en puntos críticos como ser seguridad y educación. “No es lo deseable, un gobierno en minoría que tendría que negociar acuerdo por acuerdo” dijo, y puso como ejemplo lo que ocurre en España con el gobierno de Pedro Sánchez. No obstante aclaró que esto “sería atípico”.

Si bien se había señalado que Cabildo Abierto podría también apoyar un gobierno del Frente Amplio, Manini Ríos se apresuró en aclarar que “no nos vemos apoyando al Frente Amplio, que está proponiendo más de lo mismo, nosotros somos muy críticos en cómo se manejan los temas de corrupción a nivel de gobierno actual y cómo se maneja el tema de la seguridad”.

El politólogo Daniel Chasquetti dijo en radio Monte Carlo que “lo más seguro es que el bloque de oposición sea un poco más grande que el Frente Amplio en primera vuelta. Si Lacalle Pou arma una coalición y esa le asegura un 50% de las Cámaras eso puede funcionar. Hay que tener mucha paciencia, porque hay que negociar. Después está la gobernabilidad social que es otra cosa, y creo que va a haber mucha movilización social si gana Lacalle Pou. Y en caso de un gobierno del Frente Amplio sin mayorías parlamentarias, ¿sabes a qué se va a parecer?. Al primer gobierno de Sanguinetti, retomada la democracia”, cuando debió llevar adelante una permanente negociación con los partidos de la oposición.