Estado Islámico: la macabra ironía del destino que encontró Abu Bakr Al Baghdadi en su muerte

El lugar donde se refugiaba Abu Bakr Al Baghdadi en Barisha, Idlib, en el norte de Siria. Tras el operativo, varios helicópteros del Ejército de los Estados Unidos bombardeó el lugar dejándolo en ruinas. Soldados sirios inspeccionan el área (AP) (Ghaith Alsayed/)

Abu Bakr Al Baghdadi, comandante en jefe del grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, por su siglas en inglés) enfrentó una irónica muerte luego de enfrentar a un grupo comando de elite del Ejército de los Estados Unidos en la noche del sábado 26 de octubre. Rodeado, el jefe extremista decidió detonar un chaleco con explosivos que terminó con su vida y con la de tres de sus esposas a las que usaba como escudos humanos. Sin embargo, el destino le tenía preparado un giro macabro que permitió a los soldados que arribaron a Barisha, la ciudad del norte de Idlib, Siria, donde el clérigo encontró refugio en el último tiempo.

En la nigérrima noche, los rangers que participaron del exitoso operativo persiguieron por el interior del bunker a Al Baghdadi con perros entrenados para dar cacería al criminal. Sin salida, el islamista se internó en un túnel con sus tres esposas y tres menores, quienes también “blindaban” al jefe de ISIS. No fue suficiente: al decidir explotarse a sí mismo, sus restos se esparcieron por todo el lugar. Desde el primer momento, quienes allí estaban creyeron que nada había quedado del hombre. Pero algo los sorprendió.

Como suele ocurrir en estos casos, la cabeza del blanco se desprendió casi enteramente -de acuerdo a diferentes fuentes del Pentágono– dejando el rostro del terrorista casi intacto. De esta manera, los comandos encargados de identificar a su objetivo tuvieron una primera prueba de que efectivamente se trataba del extremista que fueron a buscar. La otra sería hecha por medio de pruebas de ADN que podrían tomar 90 minutos como máximo. Ambas identificaciones positivas habrían sido suficientes para informar a Donald Trump sobre el destino del más buscado del mundo.

¿Al Baghdadi sufrió una autodecapitación en el momento que decidió detonar su chaleco explosivo? De acuerdo a una fuente del Pentágono citado por medios nortemaricanos y a un especialista consultado por el diario The New York Times, es probable que ello haya ocurrido en la cerrada noche de Barisha. “Las bombas suicidas a menudo dejan la cabeza del terrorista intacta, señalan los expertos en antiterrorismo, lo que significa que los estadounidenses en la escena pudieron haber identificado bien la cara de Baghdadi, que era claramente visible en fotografías pasadas y videos de ISIS”, explicó el periódico norteamericano.

Abu Bakr Al Baghdadi, ex jefe del Estado Islámico
Abu Bakr Al Baghdadi, ex jefe del Estado Islámico

Ironías del destino, las atrocidades del Estado Islámico ganaron amplia fama por sus decapitaciones. La organización terrorista montaba grandes escenas cinematográficas para que el mundo pudiera ver de lo que eran capaces. Con cuidada estética los videos tenían una calidad única en alta resolución espantando a todo el planeta. Las redes sociales estallaban publicando fragmentos de grabaciones (casi documentales) que podían durar más de 20 minutos interminables. En las últimas horas, Al Baghdadi encontró una muerte similar.

Murió como un cobarde

Estados Unidos anoche logró que el terrorista número esté muerto. Se trata del fundador de ISIS, la organización terrorista más brutal y violenta. EEUU ha estado buscándolo durante muchos años. No hubo pérdidas de militares en la operación pero muchos de los acompañantes de él murieron”, señaló Trump en horas de la mañana al confirmar las noticias que interrumpieron las cadenas de televisión durante toda la noche. Y añadió: “Ocurrió en un túnel. Los niños fueron sacados y los que se quedaron fueron Al Baghdadi y tres de sus hijos, cuando se detonó el chaleco. Su cuerpo fue mutilado por la explosión pero las pruebas nos dieron la certeza positiva e inmediata de que se trataba de él”.

Pero Al Baghdadi no fue el único miembro de ISIS que murió en la misma jornada. Horas después de esa operación militar fue abatido Abu al Hassan al Muhajir, vocero del grupo y mano derecha del líder yihadista. “Continuando con la operación anterior, el terrorista Abu al Hassan al Muhajir, la mano derecha de Abu Bakr al Baghdadi y portavoz de ISIS, fue abatido en la aldea de Ayn al-Bayda, cerca de Jarablus, en coordinación directa entre la inteligencia del SDF y el ejército estadounidense”, informó el comandante de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF, por sus siglas en inglés), Mazloum Abdi, también conocido como Mazloum Kobane, de acuerdo a lo consignado por Newsweek.

Esta foto tomada y publicada por la Casa Blanca muestra al presidente de los Estados Unidos Donald Trump mirando en la Sala de Situación mientras las fuerzas de Operaciones Especiales se acercan al líder de ISIS Abu Bakr al-Baghdadi (AFP)
Esta foto tomada y publicada por la Casa Blanca muestra al presidente de los Estados Unidos Donald Trump mirando en la Sala de Situación mientras las fuerzas de Operaciones Especiales se acercan al líder de ISIS Abu Bakr al-Baghdadi (AFP) (HANDOUT/)

Muhajir fue nombrado vocero del Estado Islámico en 2016 tras la muerte de su antecesor, Abu Mohammad al Adnani, quien fue abatido en un ataque aéreo norteamericano en la provincia de Alepo, en Siria.

La misión secreta de las fuerzas especiales norteamericanas que acabó con la vida del jefe del Estado Islámico duró cuatro horas y se produjo en la región de Idlib, en el noroeste sirio.”Fue como si estuvieras viendo una película“, sostuvo el presidente Trump al anunciar la operación, en la que señaló que “no hubo bajas” entre los comandos especiales mientras que un alto número de yihadistas perecieron.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Cómo fue el operativo que terminó con la vida del jefe de ISIS, Abu Bakr Al Baghdadi

Rodeado, Abu Bakr Al Baghdadi detonó un chaleco con explosivos y se suicidó

Un habitante de Barisha, en Siria, grabó la operación en la que murió el líder de ISIS Abu Bakr al Bagdadi

Donald Trump: “Abu Bakr Al Baghdadi murió como un cobarde, intentando huir por un túnel”