Cómo quedará la relación de fuerzas en la Legislatura porteña

Legislatura porteña (@LegisCABA)

Horacio Rodríguez Larreta logró superar el 55% de los votos y por primera vez un jefe de Gobierno porteño resultó electo en primera vuelta desde que se sancionó la nueva Constitución en 1994.

Para lograrlo, el hombre fuerte del macrismo porteño tejió con paciencia y grandes dosis de pragmatismo una serie de acuerdos políticos con otros partidos que en el pasado supieron ser sus opositores. Cada voto que aportaron estos ex adversarios fue fundamental para evitar el balotaje, fue por eso que el larretismo cedió la mitad de los lugares de la lista a sus nuevos compañeros. Sin embargo, ahora podrían cambiar la dinámica legislativa.

Por su parte, el kirchnerismo también apeló a una estrategia frentista y unificó a todos los sectores del peronismo detrás de la figura del extrapartidario Matías Lammens. Lograron cumplir el primer objetivo: romper el techo electoral del kirchnerismo puro en la capital. De paso, también conformaron un bloque legislativo más fuerte.

Como resultado de todas estas alianzas, la nueva Legislatura porteña tendrá un fisonomía bastante diferente durante los próximos cuatro años. Se renovaron 30 de los 60 escaños. Vamos Juntos (PRO, CC y CP) puso en juego 18 bancas, el kirchnerismo (Unidad Ciudadana) arriesgó 4; Evolución, 2; el Bloque Peronista, 2; el Socialismo, 1; el FIT, 1; Autodeterminación y Libertad, 1; y Mejor Ciudad, 1.

Con los resultados de anoche, Juntos por el Cambio sumará 17 escaños. Diego García Vilas, Daniel Del Sol, Mercedes de las Casas, Roy Cortina, Natalia Fidel, Patricia Vischi y Marcelo Guouman renovarán sus bancas. Mientras que Ana María Bou Pérez, Manuela Thourte, Facundo Del Gaiso, Lucía Romano, Martín Ocampo, Matías López, Gimena Villafruela, Esteban Garrido, Carolina Estebarena y Diego Weck asumirán por primera vez. Sumados, el oficialismo llegará a 37 escaños.

El legislador de Juntos por el Cambio Daniel Presti
El legislador de Juntos por el Cambio Daniel Presti

En el caso del Frente de Todos, se alzaron con 11 bancas: Claudia Neira, Claudio Ferreño, Ofelia Fernández, Claudio Morresi, Cecilia Segura, Javier Andrade, María Bielli, Matías Barrotaveña, Lucía Cámpora, Manuel Socías y Laura Velasco. Conformarán una bancada total de 17 legisladores, más dos aliados del Bloque Peronista (María Rosa Muiños y Santiago Roberto). Mariano Recalde, quien resultó electo senador nacional, le dejará su lugar a Juan Manuel Valdes.

Por otro lado, Consenso Federal obtuvo una banca -Eugenio Casielles- que podría trabajar en coordinación con el diputado del GEN, Sergio Abrevaya.

El FIT-Unidad logró retener su escaño en juego y mantiene su bancada en tres integrantes: Gabriel Solano, Myriam Bregman y Alejandrina Barry. Autodeterminación y Libertad, de Luis Zamora, perdió uno de sus diputados por no superar el corte del 1,5 % de las PASO. Solo quedará Marta Martínez.

Carlos Tomada, de Unidad Ciudadana (@LegisCABA)
Carlos Tomada, de Unidad Ciudadana (@LegisCABA)

En cuanto a la relación de fuerzas políticas, el oficialismo seguirá contando con mayoría simple y podrá aprobar leyes sin tener que hacer concesiones a la oposición. La posibilidad de alcanzar con facilidad esta mayoría es clave para cualquier gestión dado que los proyectos del Ejecutivo suelen tener un correlato parlamentario debido a que en muchos casos hay que modificar normas, cambiar códigos o autorizar ventas.

No obstante, tendrá dificultades para alcanzar la mayoría agravada -40 votos- que requieren algunas leyes clave como el otorgamiento de concesiones o las modificaciones al código electoral. La polarización entre dos grandes bloque contrapuestos dejará poco espacio para ampliar consensos con terceras fuerzas.

Desde diciembre de 2017, el bloque oficialista de 34 legisladores había conseguido los votos extra para la mayoría especial con diversos aliados circunstanciales que ahora se incorporaron al oficialismo. Al mismo tiempo, el eventual mega bloque de Juntos por el Cambio tendría una preponderancia menor de legisladores “propios” (29). La necesidad de alcanzar consensos internos con el socialismo y los radicales será mayor.

Martín Lousteau y Horacio Rodríguez Larreta
Martín Lousteau y Horacio Rodríguez Larreta

En ese sentido, los miembros de la mesa chica del larretismo aseguran que con los socialistas y los radicales repetirán la exitosa experiencia de integración que concretaron en el pasado con la Coalición Cívica y con Confianza Pública (bloque Vamos Juntos). Incluso dejaron trascender que apuntan conformar un gran bloque único.

Sin embargo, algunos legisladores oficialistas reconocen que existen dudas. Creen que las flamantes incorporaciones podrían mantener su independencia formal, a lo sumo conformarían un interbloque. Los radicales explicaron a Infobae que por el momento no hay nada definido.

Para esto hay razones políticas y prácticas. Por un lado, las aspiraciones de Martín Lousteau podrían llevarlo en el futuro a intentar marcar algo de distancia con el macrismo. Por otro, cada bloque cuenta con recursos propios como contratos de personal o tiempo para exponer en las sesiones que se reducirían si forman un bloque único. Un claro incentivo para quedarse cerca pero separados.

Seguí leyendo:

Fernández designó un equipo de cuatro dirigentes que negociará con el Gobierno la transición

Elisa Carrió fue a la Casa Rosada a despedirse de Mauricio Macri y anticipó que renuncia a la política

El futuro de Matías Lammens: una charla pendiente con Alberto Fernández y el desafío de liderar la oposición porteña a Rodríguez Larreta