Juan Mahiques jura hoy en el Teatro Colón como fiscal general porteño

Representante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura de la Nación, Mahiques deja ese cargo para asumir como Fiscal General de la Ciudad (Julieta Ferrario) ((Julieta Ferrario)/)

El hasta hoy subsecretario de Asuntos Penitenciarios del Ministerio de Justicia y representante del Poder Ejecutivo Nacional en el Consejo de la Magistratura de la Nación, Juan Bautista Mahiques, jurará este mediodía como Fiscal General de la Ciudad de Buenos Aires. Si bien el funcionario había presentado la renuncia ante el presidente Mauricio Macri el 10 de octubre último, recién se hará efectiva hoy, al asumir su nuevo cargo ante más de 300 invitados en el elegante Salón Dorado del Teatro Colón.

El rol que cumplió Mahiques en el Consejo fue clave para el Poder Ejecutivo Nacional a la hora de buscar consensos y liderar la estrategia oficial en el Consejo. Así, por ejemplo, fue el artífice de la maniobra para lograr una fugaz mayoría que le permitió al oficialismo abrirle el proceso de juicio político al camarista Eduardo Freiler, finalmente destituido.

Mahiques fue también, desde diciembre de 2015, uno de los integrantes de la llamada “mesa judicial” del Gobierno nacional de diálogo con los jueces federales y nacionales. Por este motivo, Macri le había solicitado que se quede como consejero del oficialismo hasta fin de año, a lo que el funcionario había accedido. Sin embargo, Mahiques decidió acelerar su partida tras la derrota en las PASO del 11 de agosto.

Aprobación del pliego

Su pliego fue propuesto por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para ocupar el cargo por siete años, y aprobado en la Legislatura porteña en mayo pasado por más de dos tercios de los votos. El puesto estaba vacante desde que Martín Ocampo pidiera, primero, licencia para ser ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad – cargo, del que fue apartado en noviembre del año pasado tras el fallido partido por la final de la Libertadores entre Boca y River, y finalmente, renunciara en marzo pasado como fiscal general para participar “activamente en política”.

La sesión el 23 de mayo de este año en que la Legislatura aprobó el pliego de Mahiques (Foto: Legislatura Ciudad de Buenos Aires)
La sesión el 23 de mayo de este año en que la Legislatura aprobó el pliego de Mahiques (Foto: Legislatura Ciudad de Buenos Aires)

Durante el trámite de aprobación en la Legislatura, Mahiques fue objetado por el bloque kirchnerista, el peronista y la izquierda por su presunta “falta de independencia política” para asumir una función en el Poder Judicial, luego de ser un funcionario “de estrecha confianza del Ejecutivo Nacional, que es del mismo color político que el gobierno de la Ciudad”, según advirtió el diputado porteño de Unidad Ciudadana, Mariano Recalde. La organización civil ACIJ también cuestionó que no accediera al cargo por concurso y que fuera, en cambio, “una designación política”.

Desde el entorno del funcionario respondieron en ese momento que “nunca militó en ningún partido político, y desarrolló toda su carrera en el Poder Judicial, desde los 19 años”. Tras destacar que “no hay impedimento en la ley para ejercer en otro Poder del Estado,” advirtieron que “se trata de roles distintos” y que el cargo de Fiscal General “es la cabeza de un poder independiente que tiene a cargo la política criminal de la Ciudad”.

Carrera judicial

Mahiques se recibió de abogado en la UBA y es Magister en Administración de Justicia por la Universitá Degli Studi Di Roma Unitelma Sapiens. Ingresó al Poder Judicial en 2004 y fue secretario del Tribunal Oral en lo Criminal Nº17, además de miembro suplente del Tribunal de Enjuiciamiento del Ministerio Público Fiscal de la Nación. También se desempeñó como docente en la materia Derecho Penal en la UBA y la UCA.

Proveniente de una familia de trayectoria judicial, su padre, el camarista Carlos Mahiques, ocupa hoy la presidencia de la Cámara Federal de Casación Penal, y fue el primer ministro de Justicia de la gobernadora María Eugenia Vidal. Uno de sus hermanos, el fiscal federal Juan Ignacio Mahiques, fue quien junto a su colega Gerardo Pollicita acusó a la ex presidente Cristina Kirchner y sus hijos en la causa conocida como Hotesur.

Desde su rol de subsecretario de Asuntos Penitenciarios del Ministerio de Justicia de la Nación, el hasta hoy funcionario tuvo bajo su órbita el control de las cárceles federales, y el Sistema de Intervención para la Reducción de Índices de Corruptibilidad (IRIC), un programa implementado en 2016 especialmente para los detenidos por causas de corrupción.

El puesto de Mahiques en el Consejo de la Magistratura y como Subsecretario de Asuntos Penitenciarios será ocupado, hasta el 10 de diciembre, por quien era hasta hoy su jefe de Gabinete en el Ministerio de Justicia de la Nación, Facundo Bargalló Benegas.

Mahiques en la jura de la jueza federal María Eugenia Capuchetti en los Tribunales de Comodoro Py, junto al camarista Mariano Borinsky. Detrás, en el medio, Carlos Mahiques, presidente de la Cámara de Casación Penal Federal (Adrián Escandar)
Mahiques en la jura de la jueza federal María Eugenia Capuchetti en los Tribunales de Comodoro Py, junto al camarista Mariano Borinsky. Detrás, en el medio, Carlos Mahiques, presidente de la Cámara de Casación Penal Federal (Adrián Escandar)

Infobae habló con el nuevo titular del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, el día antes de su jura.

-¿Cómo se siente como nuevo Fiscal General de la Ciudad?

-Siento un desafío enorme porque se trata de un rol y un cargo sumamente relevante por todo lo que le espera a la Justicia porteña en los próximos meses, a partir del traspaso del resto de las competencias de la órbita de la Nación a la Ciudad.

-¿Qué competencias aún faltan que pasen de la Justicia Nacional al Fuero Ordinario?

-Ya pasaron a la Justicia porteña la tenencia de armas, el narcomenudeo y los delitos referidos a funcionarios de la Ciudad, por ejemplo. Pero restan los delitos contra la propiedad y contra la vida, o sea los robos y los homicidios, que todavía siguen siendo competencia de los jueces nacionales.

-¿Qué falta para que eso ocurra?

-Se tiene que dar una discusión política. De hecho, la Corte Suprema de la Nación ya se expidió y dijo la competencia ordinaria de la Justicia nacional en estos casos es transitoria. Ahora debería aprobarse en el Congreso un convenio entre Nación y Ciudad, o sancionarse una ley. Por lo que leí, el presidente electo Alberto Fernández ya se expresó a favor de que sea la Justicia de la Ciudad la que se ocupe de esos delitos.

-Además de los delitos que deberán investigar los fiscales porteños por el traspaso de las competencias a la Justicia de la Ciudad, ¿qué otros desafíos enfrenta como nuevo fiscal general?

-Quiero fortalecer y capacitar a los fiscales en violencia de género, narcocriminalidad, cibercrimen y las competencias nuevas que tienen, por ejemplo, en la investigación de delitos cometidos por funcionarios porteños. Darles herramientas de tecnología y mayores recursos humanos, para reforzar su actuación.

-¿Para eso requiere más presupuesto? ¿Se lo darán?

-No es un tema presupuestario. El Presupuesto del año que viene para el Ministerio Público Fiscal -que es un órgano independiente- ya está aprobado y lo podré distribuir en función de estas prioridades.

-¿Sobre qué temas quieren centrarse desde su nuevo cargo?

-Uno es la violencia de genero; otro el de la discriminación, que es lo que después lleva al bulling, y creo que es una problemática a la que no se le ha prestado suficiente atención. En los boliches aplican el derecho de admisión abusivamente. Por una cualidad física no te dejan entrar, y creo que no se le ha dado suficiente importancia a este tema.

-¿Qué posibles dificultades avizora en su función? ¿El hecho que haya un nuevo gobierno nacional de otro signo político puede influir de alguna manera en su rol?

-No. Pero hay que ver cómo se maneja la calle, cómo siguen las protestas sociales. Es otro desafío. La noche de las elecciones hubo un episodio en el que un grupo quiso tomar viviendas en la Villa 31. La Policía lo contuvo. El tema usurpaciones es relevante y es competencia de la Ciudad.

-¿Cuál va a ser su posición respecto de las protestas y manifestaciones en la vía pública?

– Hacer cumplir la ley. Hay un trabajo preventivo que debe hacer la Policía, con quien pretendo tener buen diálogo, lo mismo que con Ministerio de Seguridad de la Ciudad. Pero el Ministerio Público Fiscal es independiente. Lo mismo con los episodios en espectáculos deportivos, que también son competencia nuestra.

En el plenario del Consejo de la Magistratura de la semana pasada, todos le reconocieron a Mahiques su capacidad de generar consensos (Julieta Ferrario)
En el plenario del Consejo de la Magistratura de la semana pasada, todos le reconocieron a Mahiques su capacidad de generar consensos (Julieta Ferrario) ((Julieta Ferrario)/)

-La semana pasada se hizo un plenario extraordinario en el Consejo de la Magistratura para despedirlo. ¿Cómo se siente al dejar este organismo, clave en la administración de la Justicia federal y nacional?

-Por un lado, me voy muy contento por el reconocimiento de todos los sectores políticos que me hicieron. La verdad es que me sorprendió, así como los elogios que recibí. Todos destacaron que fui una persona de diálogo, que siempre busqué consensos. Por el otro, con la satisfacción del trabajo que hicimos desde el Consejo, que nos permitió aprobar 300 ternas de jueces, un número inédito en la historia.