La curiosa historia del “otro” River-Flamengo: coincidencias y datos del partido que nada tiene que ver con la final de la Libertadores

(Globo Esporte)

Teresina es una ciudad de poco menos de 845 mil habitantes en la que sus ciudadanos no saben lo que es tener una campera en el placard: el calor es asfixiante durante buena parte del año y la temperatura mínima es de 21 grados, en julio. Ubicada en el estado de Piauí, al Nordeste, se promociona como una de las más prósperas de Brasil y cuenta con uno de los sistemas educativos más avanzados de Sudamérica. Por estos días, vive movilizada: los medios brasileños hablan de ella como nunca antes porque allí, casualmente, los equipos más populares se llaman River y Flamengo y ya llevan 73 años de rivalidad. Una suerte de reedición a escala pequeña de la final de la Copa Libertadores que los conjuntos del mismo nombre animarán en el estadio Monumental de Lima el sábado 23 de este mes, a las 15 de Perú, las 17 de Argentina.

Fundados en la década del 40, River Atlético Clube y Esporte Clube Flamengo animan un clásico que en Teresina es conocido como “Rivengo”. La última vez que se enfrentaron fue el 27 de febrero de este año, en el marco del campeonato estadual piauiense, y se dio un resultado por el que a los hinchas del River argentino se les iría la vida en la final de Lima: el conjunto que tiene el mismo nombre que los “millonarios” ganó 2 a 0 con goles de Eduardo Ribeiro y Avangildo Alves de Menezes.

El River de Teresina, actual campeón estadual, es el que más veces salió campeón (31 títulos) y usa una camiseta tricolor: roja, blanca y negra con rayas horizontales. La del Flamengo es idéntica a la del rival que enfrentará el conjunto dirigido por Marcelo Gallardo al ir por la quinta Libertadores de su historia. En Lima, el Fla buscará su segunda Libertadores: la única que obtuvo fue en 1981 ante el Cobreloa, de Chile.

“El River-Flamengo de Teresina es como si fuera un clásico regional o provincial en Argentina. No de barrio, porque Teresina es la capital de un estado, pero sí es un duelo muy regional que no tiene alcance en todo Brasil. Solo comparten los hinchas de esa zona. No se ve por televisión para las demás regiones de Brasil y están muy lejos del centro del fútbol brasileño porque no juegan con Flamengo, San Pablo, Corinthians, Gremio o el resto de los clubes más importantes. Sería como lo que en Argentina es la Copa Santa Fe pero sin la grandeza de un Colón o un Unión que son equipos que juegan en Primera y son más conocidos. Podría compararse, por ejemplo, con un partido entre Unión de Sunchales y Libertad de Sunchales,”, afirma Lucho Silveira, periodista brasileño de la cadena DAZN y conocedor del fútbol argentino. Y agrega: “Una vez me tocó ir a Teresina para hacer la Copa de Brasil y cubrí un partido entre Gremio y Puauí. Es una zona en la que hace un calor infernal. Es la única capital del nordeste de Brasil que no tiene mar. Las otras tienen todas mar: Salvador de Bahía, Maceió, Fortaleza… Esa es una de las razones por las que ahí hace tanto calor”.

(Globo Esporte)
(Globo Esporte)

“La Máquina” fue una emblemática delantera del River argentino conformada por Juan Carlos Muñoz, José Manuel Moreno, Angel Labruna, Adolfo Pedernera y Félix Loustau. Admirada en todo el mundo, marcó una época en el fútbol sudamericano y su juego atildado y contundente también causó sensación en Brasil en general y en el Nordeste de ese país en particular. Para rendirle homenaje a “La Máquina”, el River de Teresina fue fundado el 1 de marzo de 1946. Desde entonces, dio 31 vueltas olímpicas en el campeonato estadual. No es el único motivo de orgullo de sus hinchas: supo contar entre sus filas con Sima, apodado “El Pelé del Nordeste” por la prensa regional, quien hizo más de 500 goles entre 1966 y 1987 y es el máximo ídolo del club.

Los fundadores, un grupo de deportistas reunidos en el colegio secundario León XIII de Teresina, le pusieron River Plate como nombre inicial. Según el investigador del fútbol de esa zona Sidney Barbosa da Silva, luego cambiaron el nombre oficial a River Atlético Clube para evitar “argentinizar del todo” a la institución.

Acostumbrados a jugar los campeonatos estaduales y a militar actualmente en la serie D del Brasileirao, los mayores éxitos del River de Teresina a nivel nacional son las cinco participaciones que tuvo en la máxima categoría del Brasileirao entre 1970 y 1980. Jugó diez veces la Serie B del Brasileirao y en 2015 descendió a la D. Eso sí: en el clásico ante Flamengo ostenta una marcada paternidad: de los 360 partidos que jugaron, River ganó 136, con 467 goles, y el Fla se impuso en 115 oportunidades, con 109 conquistas. Empataron 109 veces. La mayor goleada histórica fue para River, que el 7 de septiembre de 1951 aplastó a Flamengo por 11 a 3.

Sus hinchas, lejos de cualquier sentimiento nacionalista, harán fuerza por Armani, Pinola, Enzo Pérez y compañía en la final. Y en los bares de la ciudad volverá a verse el símbolo del equipo el sábado 23: el gallo Carijó.

Más modesto en cuanto a títulos pero no por ello desconocedor de lo que es ganar un campeonato, el Flamengo de Teresina celebró nada menos que 17 títulos estaduales y es el segundo más ganador de la ciudad. El club tiene nueve años más de vida que el River de Teresina: fue fundado el 8 de diciembre de 1937 por Raimundo Melo de Area Leao, un senador brasileño que era fanático del Fla de Río de Janeiro, el equipo más popular de Brasil. El Fla de Teresina arrastra diez años sin ganar el título estadual. Antes de la fundación de River, su clásico local era frente al Botafogo de Piauí, otro de los tradicionales clubes de regatas que luego se volvieron gigantes en fútbol en Río.

Seguí leyendo:

Oficial: la final de la Copa Libertadores entre River y Flamengo se jugará en Lima

El histórico récord que logró el Flamengo en Brasil y que lo motiva de cara a la final de Copa Libertadores