Atacante de base militar en Florida compró el arma gracias a una excepción para cazadores

El saudí que mató a tres personas antes de ser abatido por la policía en una base naval en Florida la semana pasada, en un caso investigado

Advertisement
como posible terrorismo, compró el arma legalmente gracias a una excepción para “cazadores” de la ley federal de armas.

La investigación del ataque de la ciudad de Pensacola, en el noroeste de Florida, reveló que Mohammed Alshamrani, de 21 años, compró una Glock 9mm legalmente a un vendedor autorizado de Florida el 20 de julio de este año, informó el martes el FBI.

El miembro de la fuerza aérea saudí usó esta arma para matar a tres personas y herir a otras ocho en la base naval y aérea de Pensacola, un centro de entrenamiento donde estudian nacionales de otros países.

La venta y tenencia de armas en Estados Unidos está garantizada por la

Advertisement
Constitución, si bien bajo las leyes federales un extranjero sin la nacionalidad o la residencia estadounidense no está autorizado a adquirirla.

No obstante, “la excepción bajo la cual el atacante de Pensacola pudo comprar su arma de fuego era una licencia de cazador de Florida, aunque puede haber calificado bajo otras excepciones”, dijo Amanda Warford Videll, portavoz del FBI en Jacksonville, Florida.

Nada indica que la compra haya sido ilegal, añadió.

Obtener una licencia de cazador en Florida “es rápido y fácil”, escribe en su página web la autoridad local de vida silvestre, la Florida Fish and Wildlife Conservation Commission.

Las personas nacidas a partir del 1 de junio de 1975, o mayores de 16 años, deben completar un curso de caza de cerca de 15 horas.

lm/gma