El Brexit condiciona la campaña electoral más incierta del Reino Unido en décadas

El Reino Unido ha dado este miércoles el pistoletazo de salida a la campaña electoral más incierta que se recuerda en las últimas décadas. Los británicos acudirán a votar el próximo 12 de diciembre quién será su primer ministro. La última vez que se eligió una fecha tan poco propicia a sacar a la calle a los electores fue hace casi cien años, en 1923. Boris Johnson está convencido de que, en la cresta de su popularidad, y con un acuerdo del Brexit que satisface a los euroescépticos,

Advertisement
puede amarrar los suficientes escaños para alcanzar la cifra mágica de 326: la mayoría absoluta en un Parlamento de 650 diputados. Hoy apenas puede contar con 298. El Laborismo está obligado a dar la vuelta al marco del debate, introducir propuestas sociales, y que sus electores no tengan en cuenta la tibieza de
Advertisement
Jeremy Corbyn a la hora de defender las ventajas de permanecer en la UE. Así llegan a esta inesperada recta final los principales partidos políticos.

Seguir leyendo.