El campo argentino, una burbuja en medio de la crisis

En medio de los números rojos de la economía argentina destaca un oasis verde: el campo. Este sector, el más competitivo del país sudamericano, crece un 20% después de un 2018 ruinoso por la sequía y muestra su gran capacidad de salir a flote cada vez que Argentina se hunde en una nueva crisis. En Gobernador Crespo, un pueblo a 150 kilómetros de Santa Fe, la capital provincial y 620 kilómetros al norte de Buenos Aires, los vecinos no se sienten identificados con las noticias que llegan por televisión de la capital, que hablan de un aumento de la pobreza de hasta el 35,4%

Advertisement
y del desempleo de hasta el 10,6%. Les preocupa más la meteorología, de la que dependen los campos colindantes, y el funcionamiento de la fábrica de lácteos Tregar, la principal fuente de trabajo de esta localidad de 7.000 habitantes.

Advertisement

Seguir leyendo.