El Parlamento británico rechaza el Brexit de urgencia de Johnson

El Parlamento británico ha enviado un claro mensaje a Boris Johnson. Quiere un Brexit con acuerdo, pero no cualquier Brexit ni una tramitación chapucera. El primer ministro contempló cómo una mayoría de 322 diputados, frente a 308, desbarataba su estrategia. Rechazaron la tramitación urgente perseguida por Downing Street, que perseguía tener aprobado el texto ya este jueves. Se pretendía evitar así la prórroga que Westminster obligó a pedir a la UE. En respuesta al contratiempo, Johnson anunció que “ponía en pausa” el trámite de la ley a la espera de conocer la respuesta de la UE a la petición de prórroga. En paralelo, se disponía a acelerar los preparativos para un Brexit sin pacto. Horas antes, había amenazado con intentar forzar un adelanto electoral. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, anunció poco después que recomendará a los líderes de la Unión que acepten una nueva prórroga.

Advertisement
Advertisement

Seguir leyendo.