Hemos probado NVIDIA GeForce Now y Google Stadia: estas son sus bazas para conquistar el juego en streaming

#Noticias #News #Moda #Politica #Tecnologia #MarketingDigital #WebHosting

Se ha hecho de rogar, pero NVIDIA GeForce Now, que llevaba desde 2013 en fase de beta, se ha hecho mayor y, finalmente, está disponible para todos. El nuevo servicio de streaming de videojuegos de NVIDIA llega con un enfoque ligeramente diferente al del que podríamos considerar su rival más directo, Google Stadia, así que para ver cómo se comporta cada uno de ellos y qué ofrece a los jugadores, hemos probado ambos.

Este artículo lo vamos a dividir en dos partes. En la primera, abordaremos las diferencias y similitudes a nivel técnico y el enfoque en lo que a jugar se refiere. En la segunda, comparamos la calidad gráfica de un mismo juego (‘Destiny 2’, que está disponible en ambos servicios) para ver si hay diferencias notables en rendimiento.

Las diferencias entre GeForce Now y Google Stadia

Nvidia Stadia

Como decíamos, las diferencias son cuantiosas. Empecemos con Google Stadia. El servicio de streaming de videojuegos de Google es, realmente, una tienda online de videojuegos. El juego tiene que comprarse dentro de Google Stadia y jugarlo desde la misma plataforma, por lo que, en el momento en que se escriben estas líneas, y a falta de que llegue Stadia Base, incurrimos en dos gastos: el juego per se y la suscripción a Stadia Pro (9,99 euros al mes).

Una vez comprado el juego, basta con pulsar un botón y jugarlo. No hay esperas de ningún tipo, simplemente se juega. ¿En qué dispositivos? En un ordenador, en una tele (si tienes un Chromecast Ultra y el mando de Google Stadia) o en un smartphone si tienes un Google Pixel. Las opciones son limitadas, al menos por el momento, y algunos juegos están capados. Es el caso de ‘Destiny 2’, que solo se ejecuta en FullHD (y no en 4K como promete Stadia Pro) y a 60 fotogramas por segundo, aunque depende del juego.

Una de las bazas de NVIDIA GeForce Now es que puedes jugar a los juegos que hayas comprado en Steam o Epic Games Store

NVIDIA GeForce Now, por su parte, es como instalar tus propios juegos en un ordenador muy potente en la nube. El servicio de NVIDIA no es compatible con todos los juegos del mercado, sino con un catálogo de unos 300 que, previsiblemente, debería ir en aumento, y salvando los free to play como ‘Fortnite’ o ‘Warframe’, el usuario debe comprar el juego. Pues como en Google Stadia, ¿no?

No exactamente. Tú puedes comprar el juego en Steam y tenerlo instalado en tu equipo para ejecutarlo como harías normalmente, pero si quieres jugarlo desde otro ordenador o, directamente, tu ordenador no es lo suficientemente potente para ejecutar el juego en máxima calidad, puedes importarlo a NVIDIA GeForce Now y jugar en la máxima calidad posible. Actualmente, esta es de FullHD a 60 fotogramas por segundo, aunque GeForce Now está preparado para emitir en 4K, HDR y con Ray Tracing (si pagas la suscripción Founders, de 5,49 euros al mes durante el primer año).

NVIDIA GEFORCE NOW

GOOGLE STADIA

PRECIO

5,49 euros al mes el primer año
Los juegos deben comprarse por separado

9,99 euros al mes
Los juegos deben comprarse por separado

VERSIÓN GRATUITA

Sí, ya disponible

Sí, todavía no disponible

CATÁLOGO

Unos 300 juegos

42 juegos confirmados

En Google Stadia no hay que hacer instalaciones de ningún tipo, sino que abres Chrome, seleccionas el juego y lo lanzas. En NVIDIA GeForce Now es diferente. Hay que instalar un cliente en el PC, seleccionar el juego de la lista, iniciar sesión en el launcher correspondiente y esperar a que el título se descargue. La interfaz de Google Stadia es mucho, mucho más sencilla, mientras que la de NVIDIA GeForce Now tiene margen de mejora en cuanto a usabilidad.

Comparativa de interfaces A la izquierda la interfaz de Google Stadia; a la derecha la de Nvidia GeForce Now.

Cuando seleccionas el juego, en este caso ‘Destiny 2’, se abre Steam y nos dice que lo instalemos. Y hay que instalarlo, ergo esperar, al menos al principio. Pero es confuso. Nosotros descargamos ‘Destiny’ y a mitad de la descarga, se paró y nos permitió jugar sin problemas.

Interfaz GeForce Now A diferencia de Google Stadia, en GeForce Now hay que instalar el juego, aunque sea virtualmente, y nuestra experiencia ha sido más bien negativa con el sistema.

Salimos del juego para comprobar que la grabación de pantalla estaba bien y, al volver a iniciar el servicio, pulsamos en el icono del juego que había aparecido, fuimos devueltos a Steam, donde tuvimos que volver a esperar a que el juego se instalase (los 88 GB). Cortamos a los 15 minutos, cuando iba por un tercio más o menos, repetimos el mismo proceso y, esta vez sí, pudimos iniciarlo sin problema. El servicio, como ahora verás, funciona espectacularmente bien, pero tiene mucho margen de mejora en usabilidad.

Esto fue al principio. Después de la segunda partida, al pulsar el icono de ‘Destiny 2’ e iniciar sesión en la cuenta de Steam (no funciona la casilla de “Recordar contraseña”, así que hay que meterla todas las veces) el juego se iniciaba sin esperas, pero eso, al principio cuesta hacerse al sistema.

En cuanto a conexión, los requisitos son similares. NVIDIA GeForce Now pide un mínimo de 15 Mbps para una resolución de 720p a 60 FPS y 25 Mbps para la resolución FullHD a 60 FPS. Google Stadia quiere un mínimo de 10 Mbps para jugar en 720p a 60 FPS, 20 Mbps para FullHD HDR a 60 FPS y 35 Mbps para 4K HDR a 60 FPS. Si tu conexión puede con Google Stadia, también podrá con GeForce Now, y viceversa.

Hablemos de calidad

Por lo general, y a título personal, soy contrario a usar ‘Destiny 2’ como muestra para medir el rendimiento de Stadia, ya que es un juego cuya resolución y calidad viene reducida de serie. Sin embargo, para esta ocasión sí nos vale, ya que estamos ejecutando el mismo juego en dos plataformas distintas y, además, en ambos casos es free to play. Es la única forma de comparar el rendimiento directamente, aunque como decíamos, dependerá del juego.

Los vídeos han sido editados para eliminar las bandas negras que aparecen en los laterales de la pantalla, ya que ninguno de los dos servicios es compatible con monitores ultrawide como el que yo uso, pero por lo demás, el vídeo está en bruto, tal y como ha sido grabado. Para jugar, he usado mi ordenador personal, cuyas especificaciones no importan porque en los videojuegos en streaming lo importante es la conexión. Esta es de 94,76 Mbps de bajada, 60,95 Mbps de subida y 16 ms de ping (conexión Ethernet). El control, en ambos casos, ha sido con teclado y ratón.

Gameplay en NVIDIA GeForce Now

Gameplay en Google Stadia

¿Cuáles son las conclusiones que extraemos tras haber probado NVIDIA GeForce Now y

Advertisement
Google Stadia? Que NVIDIA GeForce Now ofrece mejor rendimiento gráfico. Esto se aprecia a simple vista en los detalles de las armas y de los escenarios, que están más definidos que en Google Stadia. Detalles como la hierba, los diseños de las armas y los elementos más lejanos están más pulidos en NVIDIA GeForce Now, aunque eso no quiere decir que no se note que estamos haciendo streaming.

En ambos casos, más en Google Stadia que en GeForce Now, puede comprobarse que los textos no están tan nítidos como lo están cuando ejecutamos el juego en local, ya que no podemos olvidar que aquí no estamos recibiendo un chorro de fotogramas procesados por la tarjeta gráfica, sino un vídeo comprimido cuyo origen es un servidor localizado en otra parte del mundo. Pero el César lo que es del César, el servicio de NVIDIA ofrece mejor rendimiento gráfico. Aquí algunas comparativas.

Nvidia Geforce 1 Pantalla de carga en NVIDIA GeForce Now.
Google Stadia 1 Pantalla de carga en Google Stadia.
Nvidia Geforce 3 Carta estela en NVIDIA GeForce Now.
Google Stadia 3 Carta estela en Google Stadia.
Nvidia Geforce 5 Nave en NVIDIA GeForce Now.
Google Stadia 5 Nave en Google Stadia.
Nvidia Geforce 6 Arma en NVIDIA GeForce Now.
Google Stadia 6 Arma en Google Stadia.
Nvidia Geforce 8 Textura en NVIDIA GeForce Now.
Google Stadia 8 Textura en Google Stadia.
Nvidia Geforce 9 Disparo en NVIDIA GeForce Now.
Google Stadia 11 Disparo en Google Stadia.
Nvidia Geforce 11 Apuntado en NVIDIA GeForce Now.
Google Stadia 10 Apuntado en Google Stadia.

¿Y esto a qué puede deberse? Principalmente, a que en Google Stadia los juegos son una versión de dicho juego compatible con Google Stadia, por lo que dependiendo de cada juego se ejecuta a una calidad u otra. Ejemplos sencillos: ‘Assassin’s Creed: Odyssey’ puede ejecutarse en 4K a 30 FPS como máximo, mientras que ‘Destiny 2’ se queda en FullHD a 60 FPS. En NVIDIA GeForce Now estamos usando la versión de PC de un juego, por lo que no existen estas limitaciones. De hecho, dentro de los juegos podemos cambiar la resolución de las texturas, algo que en Stadia no es posible.

Dicho de otra forma, en Google Stadia se accede a lo que se conoce como un port del juego (como un juego que está en PC y consolas), mientras que en GeForce Now estamos usando la versión de PC. Eso explica las diferencias en calidad gráfica. Ahora bien, en ningún caso nos hemos topado con lag de ningún tipo. Los dos sistemas ofrecen una buena latencia que hace que sea imperceptible notar que estamos jugando en streaming.

Dos enfoques distintos

Jugando a NVIDIA GeForce Now

Dicho esto, no deja de ser interesante el enfoque de ambos servicios. Google Stadia, al menos por ahora, requiere pagar una suscripción para jugar, además del juego, al que solamente puedes jugar en Google Stadia. NVIDIA GeForce Now, por su parte, tiene un servicio gratuito con una limitación: una hora de juego. Eso, para sesiones largas, puede ser un inconveniente, ya que habrá que estar todo el rato saliendo y volviendo a entrar. La limitación sigue presente en la suscripción de 5,49 euros, solo que se amplía a seis horas.

Dado que en NVIDIA GeForce Now se puede jugar a los juegos que ya tengamos comprados en otras plataformas como Steam o Epic Games Store, puede ser más interesante para los usuarios que tengan muchos juegos comprados y, simplemente, quieran ejecutarlos en la nube porque en su equipo no pueden hacerlo a 60 fotogramas por segundo y con la calidad máxima. Es ahí donde reside el punto más positivo de NVIDIA GeForce Now, en que es una apuesta de futuro.

Así funciona Google Stadia cuando intentas jugar en una red WiFi en el campo, en el AVE o en un McDonalds

En Xataka

Así funciona Google Stadia cuando intentas jugar en una red WiFi en el campo, en el AVE o en un McDonalds

En Google Stadia, los juegos que compras son sola y exclusivamente para Google Stadia. No te lo puedes llevar a otra plataforma. O en Stadia o en ningún sitio. En NVIDIA GeForce Now, los juegos son tuyos. Si los tienes en Steam o en Epic Games, puedes jugarlos en la máxima calidad en el servicio de streaming siempre que sean compatibles) y, si por lo que fuera, mejoras el

Advertisement
ordenador y añades una tarjeta gráfica más potente, podrás jugarlos en local.

Además, y siempre teniendo en cuenta que Google Stadia está, como quien dice, empezando, NVIDIA GeForce Now es más versátil. Está disponible para cualquier móvil Android con Android 5.0 Lollipop o superior y 2 GB de RAM o más, en Mac, en Windows y, si tienes una NVIDIA Shield, en la tele. Google Stadia, por su parte, está disponible solo en móviles Pixel, cualquier PC con Chrome y en cualquier televisión con un Chromecast 4K y el mando de Stadia.

Son enfoques diferentes, pero hoy por hoy el servicio de NVIDIA plantea opciones algo más interesantes para quienes ya cuentan con una biblioteca de juegos en tiendas compatibles. Para los que empiezan a jugar, no obstante, Stadia es una alternativa que sobre todo ganará enteros cuando su soporte de plataformas sea más amplio y tenga modalidad gratuita.


La noticia

Hemos probado NVIDIA GeForce Now y Google Stadia: estas son sus bazas para conquistar el juego en streaming

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Jose García

.