La OEA, un perro sin dientes ante la crisis en Bolivia

El demoledor informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que denunció una larga lista de irregularidades durante la reelección de Evo Morales se ha convertido en el principal argumento de la oposición, el Ejército y colectivos como indígenas, policías o mineros para pedir la “renuncia” del mandatario aymara, que denunció

“un golpe de Estado” y solicitó asilo en México. El detallado informe de la OEA con las trampas detectadas fue el verdugo en una crisis que lleva tres años cocinándose
Advertisement
frente a los ojos de su secretario general, Luis Almagro.

Seguir leyendo.