Zuckerberg apoya pago de impuestos en Unión Europea

#Noticias #News #Moda #Politica #Tecnologia #MarketingDigital #WebHosting

LONDRES (AP) — El director general de Facebook, Mark Zuckerberg, planea expresare su apoyo a las reformas internacionales que obligarían a que las empresas gigantes de Silicon Valley paguen más impuestos en Europa.

El multimillonario fundador de la red social tiene previsto reunirse con la comisión ejecutiva de la Unión Europea en Bruselas y hablar en la Conferencia de Seguridad de Múnich, Alemania.

Se espera que Zuckerberg anuncie en la conferencia del sábado que apoya los planes de una reforma fiscal digital a escala global propuesta por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Zuckerberg dirá: “Comprendo que hay frustración por cómo las compañías tecnológicas son gravadas en Europa”, según un extracto de su discurso proporcionado por adelantado.

Zuckerberg dirá en la conferencia que está satisfecho de que la OCDE esté promoviendo una reforma fiscal, pues Facebook también la quiere.

“Y aceptamos que eso pueda significar que tengamos que pagar más impuestos y pagarlos en diferentes lugares bajo un nuevo marco legal”.

Los planes de la OCDE buscan que los gobiernos exijan que las compañías digitales y de internet, entre ellas las redes sociales, paguen más impuestos en países donde tienen un trato importante con los consumidores y generan ganancias.

Advertisement

El actual sistema para gravar a las multinacionales está basado en su ubicación física, por lo que las compañías de internet como Facebook pagan la mayoría de sus impuestos en Estados Unidos.

La situación es incluso más complicada en la Unión Europea, donde gran parte de las multinacionales pagan impuestos por los negocios que hacen en la región en el país donde tienen su sede en la UE, con frecuencia un refugio con bajos impuestos.

Las compañías tecnológicas han sido criticadas por no pagar suficientes impuestos en algunos países. Mientras tanto, Estados Unidos ha criticado los planes de la OCDE bajo el argumento de que discriminan a las grandes compañías de Silicon Valley.