Un fanático antisemita fuera del radar de la policía