En la lista negra de la ONU, 112 empresas que hacen negocio en territorios ocupados por Israel