Dilan, siempre serás un aliento para la protesta pacífica