Brasil se convirtió en el primer país en iniciar la fase final de pruebas de una vacuna contra Covid-19