La Policía confirma que los 39 muertos hallados en un camión cerca de Londres eran de nacionalidad china