Macron llega al ecuador de su mandato sin haber logrado refundar la UE