Magistradas juzgan al Estado colombiano por no proteger a las mujeres de la violencia y dejar las leyes en el papel