Crean una máscara para combatir el cambio climático, aunque no apta para todos los bolsillos