Un GM EV1, el primer coche eléctrico en serie de la historia, aparece abandonado en un parking

Una unidad del legendario GM EV1, el primer coche eléctrico en serie de la historia, apareció abandonado en un parking de Atlanta. Casi todos ejemplares habían sido destruidos a principios de la década anterior.

En la actualidad, los vehículos eléctricos ya son vistos como el futuro inmediato de la industria automotriz, sin embargo, la primera inclusión de las propuestas electrificadas modernas se remonta varias décadas atrás. En 1996, la norteamericana General Motors lanzó el EV1, un eléctrico que solo podía obtenerse a través de arrendamiento. En total se produjeron 1.117 unidades durante su corto periodo de existencia.

Si bien los conductores habían expresado opiniones positivas sobre el mismo, GM frenó la producción en 1999 y ordenó retirarlos de las calles, una tarea que finalmente terminó en 2004. Por más increíble que parezca, la compañía decidió destruirlos, quedando solo algunas unidades para ser exhibidos en museos. Aunque existen diferentes versiones sobre los motivos que originaron su fin, todo indica que salió derrotado frente a los intereses de importantes organismos y petroleras. En aquel entonces, los responsables de la industria no querían que la movilidad abandonara los motores de combustión.

Pese a la supuesta destrucción del modelo, recientemente se ha descubierto que una unidad sigue viva. Como si fuera una situación cotidiana, el usuario de Twitter Jacob

Advertisement
Hoyle encontró un EV1 abandonado en un parking de Atlanta. En las imágenes inferiores podrás observar que el coche se encuentra cubierto por una gran capa de polvo, y sus neumáticos traseros están completamente desechos. No obstante, parece que el chasis se conserva en buen estado.

Por ahora se desconoce quién es el dueño, y tras la publicación del tweet ya existen muchos curiosos con la intención de conocer la ubicación exacta. De hecho, en las respuestas al tweet se puede leer a usuarios realmente interesados en saber más información del olvidado EV1; más de alguno querrá hacerse de una reliquia del mundo del motor de manera sencilla, pues su valor podría alcanzar los cientos de miles de dólares.

Francis Ford Coppola, el director de la trilogía de El Padrino, reveló a Jay Leno en 2014 que

Advertisement
escondió su ejemplar del EV1 porque lo estimaba demasiado. Además, existen rumores sobre la supuesta venta de otra unidad por una cifra cercana a los 500.000 dólares durante 2008. Indudablemente, el coche descubierto puede ser una auténtica mina de oro. Seguramente en los próximos días sabremos más información al respecto.